Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

El dispositivo especial para el Pilar vigilará el ocio nocturno y el entorno de la basílica

La Junta Local de Seguridad acuerda reforzar los controles en la ciudad para evitar rebrotes y llama a la "responsabilidad" de vecinos y visitantes.

La reunión de la Junta Local de Seguridad para el Pilar contó con la presencia de Sira Repollés.
La reunión de la Junta Local de Seguridad para el Pilar contó con la presencia de Sira Repollés.
Oliver Duch

Un dispositivo especial con el "máximo número de agentes posible" vigilará las zonas de mayor probabilidad de aglomeraciones y, por tanto, de riesgo de contagio de la covid-19, durante las fechas en las que se habrían celebrado las Fiestas del Pilar en Zaragoza de no ser por la pandemia. Fundamentalmente, se pondrá el foco en las calles y plazas donde se concentra el ocio nocturno, en las riberas y rincones propicios para el botellón y en el entorno de la basílica del Pilar.

Así se acordó este lunes en una Junta Local de Seguridad «diferente» a la de otros años, como reconoció la delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría, al término de un encuentro en el que participaron el alcalde de la ciudad, Jorge Azcón, la vicealcaldesa, Sara Fernández, los responsables de los diferentes cuerpos policiales, de Bomberos y de Protección Civil entre otros, y como novedad, la consejera de Sanidad de la DGA, Sira Repollés. El objetivo principal es evitar rebrotes como los registrados en otros municipios de Aragón coincidiendo con las fechas de sus fiestas patronales.

"Queremos evitar al máximo los eventos espontáneos y las aglomeraciones de personas", explicó Alegría. Para ello, la reunión de ayer sirvió para establecer las prioridades en materia de seguridad y salud durante las ‘no fiestas’ de este año. Entre ellas destaca la plaza del Pilar y sus espacios colindantes, según detalló la dirigente socialista, que también puso el foco de atención en los parques y zonas de botellón y en las de ocio nocturno.

"Queremos evitar al máximo los eventos espontáneos y las aglomeraciones de personas"

Una vez definidas las prioridades, los diferentes equipos de trabajo prepararán estos días un plan de actuación detallado que será aprobado el próximo 5 de octubre en una nueva sesión de la Junta de Seguridad. En ese documento se establecerá, por ejemplo, si es necesario delimitar algún perímetro en la plaza del Pilar, o el número de efectivos que esos días se desplegarán por las calles de la capital aragonesa. En este sentido, Alegría solo pudo aventurar que serán "el mayor número de agentes posible" ya que "todos los Cuerpos van a hacer un esfuerzo".

En cuanto al entorno de la basílica, preocupan dos días clave: el 10 de octubre, en el que tendría que haberse leído el pregón; y especialmente el 12, ya que se prevé que mucha gente se acerque hasta la plaza del Pilar para ver a la Virgen o depositar flores en el templo. Alegría aseguró que está manteniendo conversaciones con el Cabildo Metropolitano de Zaragoza para evitar problemas tanto en el interior como en el exterior del recinto.

"No hay fiestas"

Tanto Pilar Alegría, como Jorge Azcón y Sira Repollés coincidieron en enviar un mensaje "inequívoco" a la ciudadanía de que "este año no hay Fiestas del Pilar". El alcalde de la capital aragonesa avanzó que este martes se pondrá en marcha una campaña de comunicación con ese lema rediseñando el que fue cartel ganador de este año. Además, el regidor insistió en que «los dispositivos especiales van a velar porque no se produzcan aglomeraciones», para evitar rebrotes como los que este verano han puesto en jaque la seguridad sanitaria en otros municipios aragoneses.

"Será una prueba de fuego", reconoció la consejera de Sanidad, invitada al encuentro por la situación especial causada por la pandemia y dado que en Aragón, las fiestas patronales están prohibidas hasta el 31 de diciembre por una orden sanitaria de la DGA. Repollés advirtió del peligro de las "agrupaciones sociales" en las que "no se mantiene la distancia de seguridad". Son "situaciones de riesgo", dijo, que normalmente "van seguidas de un incremento de casos", por lo que instó a los ciudadanos a evitarlas.

"Desde el punto de vista de las administraciones hemos puesto todo de nuestra parte para que no se produzca el aumento de contagios, pero debemos seguir insistiendo en la responsabilidad individual para proteger la salud de todos", reiteró la consejera Repollés.

Etiquetas
Comentarios