Despliega el menú
Zaragoza

DÍA MUNDIAL DEL TURISMO

Turistas chinos en Zaragoza: de más de 4.000 mensuales a 35

Las visitas desde el país asiático, que se se llegaron a multiplicar por diez entre 2013 y 2018, se han desplomado por la pandemia. Entre enero y agosto, la capital aragonesa ha recibido la visita, principalmente, de catalanes y madrileños.

Turistas chinos en Zaragoza
Turistas chinos en Zaragoza
Heraldo

La drástica reducción en el número de turistas ha sido la imagen habitual en cualquier ciudad del mundo este verano, pero en el caso de Zaragoza se ha visto agravada por el hecho de que su joya de la corona, el turismo chino, no solo se ha desplomado, sino que prácticamente ha desaparecido.

El gigante asiático se convirtió recientemente en el principal país emisor de turistas a la capital aragonesa, desbancando de ese puesto a la vecina Francia, y llegó a multiplicar por diez su presencia entre 2013 y 2018.

Desde entonces, fueron continuas las visitas de touroperadores chinos a la ciudad y las acciones promocionales como el club de producto Nihao Zaragoza, creado para fidelizar a esos nuevos visitantes, que venían a España en busca de patrimonio y no de sol y playa.

Más de 46.000 chinos visitaron Zaragoza entre enero y agosto de 2019 según el INE, aunque en número de pernoctaciones seguían por detrás de Francia.

El panorama es bien distinto en 2020, con poco más de 7.000 turistas, un 84,31% menos, que llegaron básicamente en los dos primeros meses del año, antes de que la pandemia de covid-19 vaciara la ciudad de visitantes.

Ahora, con la "nueva normalidad", no ha regresado la habitual estampa de grupos chinos visitando el casco histórico de la ciudad y, sin ir más lejos, el pasado mes de agosto solo llegaron a Zaragoza 35 turistas del gigante asiático frente a los 4.210 del mismo mes del año anterior -un 99,17 por ciento de reducción-.

De ser el principal emisor a enviar menos turistas que Suiza, Suecia o Polonia, que un año antes abarcaban en torno a una décima parte del mercado chino. Solo Noruega, que pasó de aportar 128 visitantes en agosto de 2019 a ninguno en 2020, ha experimentado un retroceso de tanta relevancia.

En cuanto al resto de datos, los descensos son menos dramáticos, pero la capital aragonesa tampoco encuentra motivos para celebrar el Día Mundial del Turismo, que se conmemora este 27 de septiembre.

El número de viajeros se ha desplomado un 67,64 por ciento y el de las pernoctaciones, un 65,98 por ciento: de 777.385 visitantes y 1.281.047 pernoctaciones entre enero y agosto de 2019 a 251.529 turistas que pasaron 435.786 noches en la ciudad en el mismo periodo de este año.

De hecho, entre enero y agosto de 2020 llegaron solo un poco más de la mitad de visitantes que en el peor año de la serie, que es 2003.

La estancia media, ya de por sí exigua por el encasillamiento de Zaragoza como mero lugar de paso entre Madrid y Barcelona, también se ha visto reducida de 1,65 a 1,08 días (datos del mes de agosto), mientras que la ocupación ha bajado del 52,71 por ciento de las plazas hoteleras a un escaso 20,33.

El descenso es algo inferior en el turismo del resto de España, que baja un 65,23 por ciento frente al 72,84 de los visitantes extranjeros.

En el último mes, el primer país de procedencia fue, con diferencia, Francia, que envió a 2.422 turistas a la capital aragonesa, seguida a distancia de Portugal (596) y los países de América Latina (547).

Entre los visitantes nacionales, predominaron entre enero y agosto catalanes (31.641 viajeros) y madrileños (28.060), seguidos, por este orden, de ciudadanos del resto de Aragón, Andalucía y la Comunidad Valenciana.

Por semanas, destaca el notable descenso de visitantes que se produjo la semana del 20 al 26 de julio, cuando Zaragoza y su entorno pasaron a la fase 2 de la desescalada por el aumento de contagios de covid-19.

Esos días las llegadas de turistas del resto de España se redujeron en casi la mitad con respecto a la semana anterior -de 886 a 497- y también disminuyó la afluencia de visitantes de otros países, aunque en menor proporción, una situación que se prolongó durante las dos semanas siguientes hasta que a mitad de agosto se recuperó el nivel previo.

Por último, la capital aragonesa se ha visto afectada también en su calidad de ciudad de congresos, con nueve de ellos cancelados, 14 pendientes de fecha, 27 trasladados a 2021, cinco a 2022 y 13 que han optado por celebrarse en modo virtual, solamente entre los controlados por el Ayuntamiento

Etiquetas
Comentarios