Despliega el menú
Zaragoza

EN 2021

PP-Cs propone bajar el tipo del IBI un 0,74% y congelar los principales tributos

El gobierno municipal introduce bonificaciones medioambientales, pero no bajará la plusvalía ni el IAE.

María Navarro, en el Ayuntamiento de Zaragoza.
María Navarro, en el Ayuntamiento de Zaragoza.
Europa Press

Elgobierno municipal PP-Cs ha aprobado este viernes de forma inicial su propuesta tributaria para 2021, que se basa en el mantenimiento de la presión fiscal. A la espera de la negociación con Vox y de los votos particulares de la oposición, se reduce el tipo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) un 0,74%. Además, el Ayuntamiento de Zaragoza no tocará la tasa del agua, basuras, circulación, elImpuesto sobre las Actividades Economicas (IAE) o la plusvalía. Del acuerdo de hoy, queda fuera la revisión de los precios públicos.

En una propuesta sin excesivas novedades, el tipo del IBI queda fijado en el 0,4123 (el mínimo legal es el 0,40). A la espera de que la dirección general del Castastro fije los valores de cara a 2021, la concejal de Hacienda, María Navarro, ha considerado que una reducción de un 0,74% será suficiente para que a los ciudadanos no tengan un incremento del recibo. En total, se espera una recaudación de unos 158 millones de euros.

Por otro lado, a diferencia de en los años anteriores, no bajará la plusvalía, pese a que los populares siempre han considerado este tributo “injusto”. Es más, al no introducirse ninguna modificación, los grupos ni siquiera los grupos podrán presentar propuestas para tocar este polémico impuesto durante el proceso de negociación. La plusvalía, fruto de la pandemia y de las bonificaciones de los últimos años, está sufriendo una notable reducción de su recaudación.

También seguirán vigentes el próximo ejercicio los descuentos en el IBI para las familias numerosas, con reducciones de entre un 60% y un 70%, y se eliminan las tasas de examen de las oposiciones a los desempleados.

De cara al próximo ejercicio, el gobierno municipal ha dado una gran importancia a las bonificaciones medioambientales. En este sentido, se amplía de tres a cinco años el descuento del 50% en el IBI para las viviendas ubicadas en edificios que tengan aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía procedente del sol.

Más flexibilidad para deudas tributarias

Además, el Ayuntamiento bonificará un 95% el Impuesto sobre las Construcciones Instalaciones y Obras (ICIO) en los casos de que estén vinculadas al aprovechamiento de la energía solar, a la reducción de la demanda de calefacción o refrigeración o a actuaciones de rehabilitación que persigan un consumo nulo. También se amplían las bonificaciones en el impuesto en los casos de planes integrales y de accesibilidad.

Más novedosa es la introducción de una mayor flexibilidad a la hora de saldar las deudas tributarias, especialmente de aquellas personas que atraviesen dificultades económicas. A partir de los 100 euros se podrá aplazar o fraccionar el pago (ahora son 150 euros), y el plazo se amplía de tres a cinco años. El Ayuntamiento tampoco exigirá intereses de demora en los aplazamientos solicitados en el periodo voluntario de pago de impuestos como el IBI, circulación o la tasa del cementerio, siempre que el pago se produzca en el mismo ejercicio. El límite serán 30.000 euros.

La concejal de Hacienda, María Navarro, ha explicado que estas ordenanzas fiscales “se aprueban en un año sin precedentes, con una pandemia y en una situación económica que no es buena”. “Pero aún así cumplimos nuestro compromiso y no subimos los impuestos”, ha dicho. Ha destacado que esta propuesta “ayuda a los más vulnerables”. “En tiempos de dificultad es un esfuerzo muy importante dado que no estamos siendo ayudados por el Gobierno de España”, ha concluido.

Etiquetas
Comentarios