Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Delicias vuelve a salir ‘a la fresca’ pero esta vez, en otoño

El programa ‘Delicias a la fresca’, que normalmente se celebra en verano, se traslada a otra estación con novedades en cuanto espacios y recogida de entradas.

Imagen de otra edición de Delicias a la Fresca.
Imagen de otra edición de Delicias a la Fresca.
Heraldo

El barrio de Delicias no ha querido renunciar a una de sus citas veraniegas más consolidadas, ‘Delicias a la fresca’, aunque en esta ocasión será en otoño cuando se lleve a cabo. Las restricciones por la covid-19 obligaron a los organizadores a trasladar el programa, que aterriza este viernes con algunas novedades con respecto a otros años.

‘Delicias a la fresca’ alcanza este año su XV edición y constará de una docena de actuaciones de teatro, música, poesía o cuentacuentos, entre otras cosas. Cuenta con un pequeño presupuesto de la Junta Municipal y Centros Cívicos pone a disposición del programa sus espacios, aunque la organización corre a cargo de la Asociación Cultural de Costumbres Aragonesas. “La gente tiene ganas de cultura. Hasta el lunes no salían las entradas del fin de semana pero la gente ya nos preguntaba antes por ellas”, comenta Jesús Galipienzo, presidente de la asociación.

‘Delicias a la fresca’ comienza este mismo viernes y se prolongará hasta el sábado 17 de octubre con actuaciones todos los fines de semana. Habitualmente se celebra durante los meses de julio y agosto en emplazamientos como el Parque Delicias, el de La Sedetania o la plaza de la Convivencia, entre otros, pero la pandemia ha obligado a la organización a adaptarse a las circunstancias.

Llegaron a pensar en suspenderlo definitivamente, aunque han conseguido sacarlo adelante en dos nuevos espacios: el Centro Cívico Delicias, en la avenida de Navarra; y la parroquia de San Valero, en la calle Unceta. “Ahora es todo al revés, en septiembre y octubre y en recintos cerrados”, cuenta Galipienzo. Esto se debe a dos motivos esenciales: en primer lugar, el tiempo ya es más frío y si llueve o hace viento las actuaciones pueden celebrarse y, en segundo lugar, así se controla mejor el aforo de las actividades.

La ocupación máxima del centro cívico permitida en estos momentos es de 95 personas, mientras que la de la parroquia es de 180, aunque los impulsores del proyecto saben que esto puede cambiar de un momento a otro. “Esto es lo que hay previsto si todo continua como hasta ahora. Tanto la organización como la Junta y los ciudadanos sabemos que nos levantamos un día y todo puede haber cambiado”, comenta Galipienzo, que insiste en que toda la programación está sujeta a las recomendaciones y los mandatos de las autoridades sanitarias. “Hay que ir hacia delante y no quedarse en casa”, considera el portavoz de la asociación.

Además, los organizadores han trabajado no solo para garantizar la seguridad del público, también la de quienes se suben al escenario. “Salvo uno de los conciertos que sí que es más grande, el resto de las actuaciones son solo de dos o tres personas. Hemos intentado que haya la máxima seguridad tanto entre los espectadores como entre artistas”, explica Galipienzo.

Asimismo, para acceder a las actuaciones del centro cívico será necesario recoger previamente las entradas. “Se repartirán anticipadamente de lunes a jueves de 17.00 a 20.00 en el centro cívico”, añade. En el caso de la parroquia, la entrada es libre hasta completar el aforo.

Objetivos: infundir ánimos y reactivar la cultura

Para Galipienzo, uno de los grandes objetivos de ‘Delicias a la fresca’ es “que la cultura no pare” y que los vecinos puedan disfrutar de ella en un entorno seguro. “Todas las actividades que solemos realizar en fiestas han sido suspendidas. Con esto, al menos damos un poco de ánimo y alegría”, afirma. Y es que, el organizador asegura que ver el centro cívico tan vacío como estos días atrás “da ganas de llorar”.

Precisamente ese espacio será el que acoja este viernes a las 19.00 la primera de las actuaciones de este año, ‘Poesía a la luz de la luna’. El sábado 26 habrá un cuentacuentos y ‘Canciones de película’ y, al día siguiente, una actuación de teatro a cargo de la Asociación Teatral de Nube o de Flor.

El primer viernes de octubre, en la iglesia de San Valero, se presentará la exposición de la restauración de la talla de la Virgen del Pilar del colegio Andrés Manjón, que podrá visitarse hasta el 18 de ese mismo mes.

El domingo 4, también en la parroquia, actuará La Xixtén Band y el sábado 10 los vecinos tienen ‘Una cita con la lírica’. El domingo 11, el Centro Cívico Delicias acogerá una actuación de Ambient Waves-Cocktail Band; el viernes 16 un nuevo ciclo de ‘Poesía a la luz de la luna’; y el sábado 17 un cuentacuentos y el espectáculo ‘Rimel, tacones y otros acordes’, que pondrá fin a una nueva edición de ‘Delicias a la fresca’

Etiquetas
Comentarios