Despliega el menú
Zaragoza

barrios de zaragoza

Comienza la reparación de una fuga que inunda desde hace semanas una acera de Santa Isabel

El consistorio zaragozano asegura que el escape procedía de la red de una empresa cercana y este martes ya podía verse maquinaria trabajando en la zona afectada.

Trabajos de reparación de la fuga de agua en Santa Isabel
Trabajos de reparación de la fuga de agua en Santa Isabel
J. C. F.

Desde hacía unas semanas, el agua y una capa de verdín invadían un tramo de la acera de la avenida de Santa Isabel, haciéndola intransitable. Se trataba de una zona cercana a la oficina de Correos del barrio en la que los vecinos habían observado una fuga de agua que no paraba de brotar.

Algunos vecinos creían que podía tratarse de agua de abastecimiento, de una acequia que discurre por debajo de la tierra o del suministro de una factoría. En este sentido, desde el área de Infraestructuras del Ayuntamiento de Zaragoza ha confirmado que la fuga procedía de la red de la empresa plástica y textil Nurel, ubicada en la carretera de Barcelona, y están pendientes de que la subsanen.

De hecho, esta no era la primera vez que se producía una rotura en su red. De acuerdo con el consistorio, hace un tiempo ya ocurrió y aunque se instó a la compañía a arreglarlo y lo repararon, volvió a romperse. Tras volver a contactar con la empresa para que procediera a su “reparación definitiva” ayer mismo ya pudo verse maquinaria trabajando en la zona para arreglar el escape.

“Ya ha habido roturas similares: Desde luego, si no es la misma rotura, ya ha habido otras en la zona”, comenta Faro, a quien preocupaban especialmente las consecuencias medioambientales de este escape. “Son muchos litros de agua los que se pierden cada día. Creemos que es agua limpia porque no huele y permitir eso en una ciudad en la que se presume de ahorro de agua es increíble”, añade.

En el mismo sentido que el portavoz de la asociación se manifiesta María José Puig, vecina del barrio que pasa casi a diario por la zona a la que afectó la rotura. “A veces paso por allí con la perra, pero sobre todo paso en coche cuando vengo de trabajar y me hierve la sangre ver la cantidad de litros agua que se están perdiendo. Parecía un verdadero manantial”, explica.

“Imposible caminar por ahí andando”

Debido al agua que discurría por la acera y al verdín que generaba la humedad, resultaba complicado caminar por ese tramo de varios metros, ya que quedó prácticamente inutilizado para los peatones mientras duró el escape.

Por este motivo, quienes caminaban por ahí tenían que bajar a la carretera para evitar mojarse o sufrir algún resbalón. “Se ha hecho una vegetación preciosa. Se ha creado pan de rana”, comenta con ironía Faro. “Andando es imposible pasar por ahí, tienes que invadir la calzada, con el peligro que eso supone”, considera Puig.

Desde la asociación creen que lo que ha ocurrido es “un fastidio” y recuerdan que ese vial pertenecía al Ministerio de Fomento, que reformó hace un par de años las aceras, “pero el año pasado fue cedido al Ayuntamiento de Zaragoza”.

Ahora, tanto el colectivo como los vecinos esperan que la avería se solucione por completo y puedan recuperar ese tramo de acera en el menor tiempo posible. “Es lamentable que eso se haya dejado así tanto tiempo”, concluye Faro.

Etiquetas
Comentarios