Despliega el menú
Zaragoza

coronavirus

La Policía controla a 1.761 personas en dos noches en Zaragoza y sanciona a 34 por no llevar mascarilla

Un dispositivo policial conjunto inspeccionó 71 bares del Casco Histórico y en 4 de ellos levantaron actas por distintos incumplimientos sanitarios.

[[[HA REDACCION]]] whatsapp image 2020-09-13 at 16.51.26.jpg
Varios policías inspeccionan las mesas de la plaza de Santa Marta.
Heraldo

Las ganas de volver a salir a la calle y tapear de nuevo en las barras de los bares, aún con las medidas de seguridad necesarias, se notaron de nuevo durante este fin de semana en Zaragoza, aunque no se produjeron las aglomeraciones del anterior, cuando la capital y la Comarca Central salían por fin de la fase 2 después de seis semanas de restricciones más duras.

De cualquier forma, los responsables de seguridad no querían que se repitieran las imágenes de masificación en lugares tan concurridos como el Tubo o plazas como la de Santa Marta o la zona Universitaria. Por esa razón, la Jefatura Superior de Policía de Aragón en coordinación con la Policía Local de Zaragoza volvió a montar un dispositivo de seguridad en las zonas de ocio que suelen aglutinar más gente.

El objetivo, como el anterior, era velar por el cumplimiento de las medidas establecidas por Sanidad para evitar los contagios y controlar tanto a los clientes en lo que respecta al uso de mascarillas y distancias, como a los establecimientos hosteleros respecto a los aforos y horarios de cierre.

Así, los agentes llegaron a controlar en las noches del viernes y del sábado a 1.761 personas y propusieron para sanción a 34 por no llevar mascarilla, ser reconvenidas para que se la pusieran y negarse a hacerlo. Cierto es que vieron a otras muchas con el tapabocas bajado o en el codo, pero corrigieron su actitud rápidamente sin poner pegasy disculpándose y fueron advertidas de manera pedagógica.

"Cuando no se bebe hay que llevar puesta la mascarilla", advertían los agentes a los ciudadanos. "A mí me llamaron la atención pero no me multaron», reconocía un cliente asiduo del Tubo, que este domingo al mediodía tomaba vermú protegido con el tapabocas en la calle Estébanes.

Los funcionarios de ambos cuerpos policiales inspeccionaron también 71 bares y levantaron acta por infracciones de aforo o distancia a cuatro de ellos.

El operativo perseguía igualmente erradicar el consumo y tráfico minorista de drogas en lugares públicos y locales de ocio. Durante las dos noches, los agentes terminaron proponiendo para sanción a catorce personas por tenencia o consumo de estupefacientes. Igualmente, denunciaron a una por desobediencia, a otra por falta de respeto a la autoridad y a una tercera por causar daños.

Fuentes policiales destacaron el buen comportamiento en general de los zaragozanos y que, mayoritariamente, cumplen las normas. Estos controles se repetirán probablemente cada fin de semana, sobre todo ahora que Zaragoza se aproxima a las fechas en las que se deberían celebrar las fiestas del Pilar y se quiere evitar por todos los medios concentraciones masivas e incumplimientos generalizados.

Coinciden también con los trabajos de los servicios jurídicos del Gobierno de Aragón y las autoridades sanitarias para endurecer al máximo las sanciones contra quienes se comporten con manifiesta irresponsabilidad y pongan en riesgo su salud y la de los demás.

Como anunció esta pasada semana el presidente aragonés, Javier Lambán, el ejecutivo ultima una orden de régimen sancionador específico para la pandemia de covid, que hará que Aragón tenga la norma más severa del país. La previsión es elevar las cuantías por no llevar mascarilla o hacer botellón. Hasta ahora se recogen sanciones de 100 euros por ambas infracciones, pero podrían llegar a 3.000 en el caso de los incumplidores recalcitrantes sobre usar tapabocas o de 60.000 para los organizadores de un botellón.

En la misma línea, el Ayuntamiento de Zaragoza dio luz verde este pasado viernes a la nueva ordenanza del botellón, que elevará las sanciones por las infracciones más graves hasta los 1.500 euros y que podría estar en vigor a principios de octubre. El texto legal salió adelante con el apoyo de Cs, Vox y PSOE y recibió las críticas y los votos en contra de los grupos de ZEC y Podemos-Equo.

Etiquetas
Comentarios