Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

El movimiento vecinal de Valdefierro, molesto por la explotación de su quiosco bar

La Asociación de Vecinos Las Estrellas cree que solo servirá para degradar la plaza Armonía, un espacio conseguido hace dos décadas gracias a la lucha vecinal.

Quiosco bar de la plaza Armonía, en Valdefierro
Quiosco bar de la plaza Armonía, en Valdefierro
L. R.

Es cierto que nunca llueve a gusto de todos y lo que para algunos supondrá la revitalización de las plazas y zonas verdes de la ciudad, para otros significará el comienzo de su degradación. Es lo que piensan los miembros de La Asociación de Vecinos Las Estrellas, de Valdefierro, de la explotación del quiosco bar que hay situado en la plaza Armonía.

El colectivo ha manifestado su descontento por la puesta en marcha del establecimiento a través de las redes sociales, y ha asegurado que nunca han estado de acuerdo con que ese quiosco bar funcionase. “Ya en 2017 enviamos un escrito al Ayuntamiento en el que pedíamos que no gastaran dinero en el quiosco de la plaza Armonía e invirtieran ese presupuesto en arreglarla”, comenta Eduardo Picazo, portavoz del colectivo vecinal. “En verano no hay quien esté allí por el sol y proponíamos colocar una sombra alta con un mástil y una cubierta en forma de hoja”, añade.

Su propuesta nunca llegó a buen puerto y ahora, tres años después, han vuelto a insistir sin haber recibido ninguna contestación. “Ya nos gustaría haberla recibido. Zaragoza es una ciudad rica en entidades participativas, pero ahora nos da la impresión de que no escuchan nuestras propuestas”, señala Picazo.

La plaza Armonía nació fruto de la lucha vecinal hace dos décadas, un hito que en el barrio se recuerda “con empeño y cariño”. El quiosco bar fue construido posteriormente y nunca ha estado operativo. “Solo lo hemos utilizado las entidades cuando hemos hecho alguna actividad infantil, pero nunca ha funcionado comercialmente” dice el portavoz.

También preocupa a la asociación lo que ellos consideran que será un escenario “antieducativo” para los menores que acudan a la plaza. “Ya tenemos antecedentes. En la plaza de la Inmaculada hay algunos juegos infantiles y los niños están allí mientras sus padres consumen en el bar. Eso no nos parece educativo”, explica Picazo.

Además, temen que el trasiego de clientes y la propia actividad hostelera deterioren todavía más el césped, el arbolado o el mobiliario. “Tiene 68 árboles, una veintena de bancos, dos fuentes… pero últimamente no está muy bien cuidada. Los bancos da pena verlos. Si esto está degradado ahora, todavía se va a degradar más”, afirma el portavoz, que solicita en nombre del colectivo que la explotación del quiosco bar se eche para atrás. Saben que es algo complicado, por no decir imposible, pero han querido intentarlo. “Si no lo decimos en voz alta, no se enterarán”, apunta.

El quiosco de la plaza Armonía está descuidado y sucio
El quiosco de la plaza Armonía está descuidado y sucio
L. R.

Más de 80 ofertas para un total de 7 quioscos

Con todo, y a pesar de la polémica, la convocatoria para la concesión administrativa de siete quioscos ubicados en distintos puntos de la ciudad ha sido todo un éxito. De hecho, hace tan solo unos días el Ayuntamiento de Zaragoza comunicaba que se habían presentado un total de 83 ofertas para esos siete quioscos.

El primer bloque de licitación está compuesto, además de por el de la plaza Armonía, por los quioscos del Parque de la Granja, Paseo Sagasta, Parque Castillo Palomar, Parque Bruil, Avenida de la Ilustración y Plaza de los Sitios.

El objetivo de este proceso, según el consistorio, es favorecer la creación de empleo, ofrecer ocio de calidad para los vecinos y conseguir una mejora arquitectónica y estética en estas construcciones. El canon anual ofertado oscila entre los 3.000 y los 36.000 euros para un plazo de concesiones de 20 años no prorrogables y los adjudicatarios deberán asumir las obras que sean necesarias para acondicionarlos.

Etiquetas
Comentarios