Zaragoza
Suscríbete

Ayuntamiento de Zaragoza

El pleno respalda a Azcón en su lucha por las ayudas estatales

ZEC y Vox apoyan la batalla del alcalde contra el reparto de fondos que plantea Hacienda mientras PSOE y Podemos piden “negociar”.

El alcalde, Jorge Azcón, conversa con Alberto Cubero (ZEC) con Lola Ranera (PSOE) a su espalda.
El alcalde, Jorge Azcón, conversa con Alberto Cubero (ZEC) con Lola Ranera (PSOE) a su espalda.
Guillermo Mestre

El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha respaldado este martes en sesión extraordinaria el documento con el que 31 ciudades del país, entre ellas la capital aragonesa, han mostrado su rechazo al reparto de ayudas estatales que plantea el Ministerio de Hacienda. El alcalde, Jorge Azcón, que ha liderado esta revuelta a nivel nacional, ha logrado el apoyo de ZEC y de Vox, mientras que el PSOE ha votado en contra y Podemos se ha abstenido.

Como era de esperar, el debate se ha planteado en dos planos: uno político, en el cual tanto el gobierno PP-Cs como el PSOE se han acusado mutuamente de anteponer sus intereses partidistas a los de la ciudad; y otro técnico, centrado en si Zaragoza tiene o no comprometido el remanente de tesorería, condición para acceder a los fondos covid estatales.

Azcón ha reiterado que “Zaragoza necesita ayuda, como también la necesita el Gobierno de Aragón”, símil que ha utilizado para recordar que el Ejecutivo autonómico, en manos del PSOE, ha obtenido el respaldo de la oposición a la hora de reclamar financiación a Madrid. “¿Por qué aquí en cambio no nos apoyan los socialistas?”, ha planteado el alcalde.

“Estamos reclamando justicia”, ha insistido el regidor, que pide un reparto incondicionado y proporcional a la población del fondo de 5.000 millones de euros para hacer frente al agujero económico de la pandemia en los consistorios. Es decir, 71 millones de euros para Zaragoza frente a los “cero euros” que lograría con el acuerdo firmado entre Hacienda y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), gracias al voto de calidad del presidente de la entidad, el socialista Abel Caballero. “Está defendiendo a Pedro Sánchez en vez de a los zaragozanos”, le ha afeado Azcón a la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Lola Ranera.

La vicealcaldesa, Sara Fernández, ha ahondado en este argumento. “Es el momento de que deje claro si está del lado de los zaragozanos o de los intereses partidistas”, ha expresado la edil, que ha sido muy crítica con el reparto de fondos previsto ya que “crea ciudades de primera y de segunda”.

Ranera, por su parte, ha criticado al alcalde por plantear un pleno extraordinario dos días antes de que la cuestión se debata en el Congreso de los Diputados y mientras, ha asegurado, “se está negociando con importantes avances”. Por ello, la edil considera que Azcón “busca la confrontación política”.

“Está encantado de confrontar con Pedro Sánchez a las órdenes de Pablo Casado, está haciendo carrera política al servicio del PP usando de rehenes a los zaragozanos”, ha criticado la portavoz del principal partido de la oposición.

El alcalde tampoco ha contado con el apoyo de Podemos, que se ha abstenido en la votación. Su portavoz, Fernando Rivarés, ha criticado la “demagogia y falta de pudor” de Azcón ya que la Ley de Estabilidad Presupuestaria aprobada por el PP, conocida como Ley Montoro, “lleva asfixiando ocho años a los ayuntamientos” al limitar el uso de los remanentes. Por ello, ha reclamado a los populares que apoye en el Congreso su derogación.

En cambio, ZEC y Vox sí han respaldado la iniciativa. El portavoz de los comunes, Pedro Santisteve, ha recordado la defensa de su formación de “la autonomía financiera y política de los ayuntamientos” y ha denunciado que el acuerdo con Hacienda “vulnera el principio de igualdad y solidaridad”. Sin embargo, el exalcalde también ha reclamado a su sucesor que el PP derogue la Ley Montoro y le ha acusado de “desestabilizar al Gobierno central en un momento excepcional”.

Por su parte, Julio Calvo (Vox) ha denunciado la “incautación” de los remanentes que a su juicio pretende Hacienda y ha cuestionado la legitimidad de la FEMP, por lo que ha reclamado que Zaragoza deje de pertenecer a esta entidad.

A vueltas con el remanente

Por otro lado, la discusión sobre el uso del remanente de tesorería volvió a enfrentar al gobierno con los socialistas. La concejal de Hacienda, María Navarro, reiteró que los 40,5 millones de superávit del año pasado están comprometidos, y que incluso así se lo ha indicado el propio Ministerio de Hacienda, lo que impediría a Zaragoza acceder a las ayudas estatales.

“Tenemos obligaciones superiores a esos 40,5 millones”, recordó la edil, que enumeró varias revisiones de precios de contratas municipales a las que tiene que hacer frente el Ayuntamiento. “No intente desviar la atención y céntrese en defender a los zaragozanos”, le espetó a Ranera.

Por su parte, la portavoz socialista volvió a defender que el uso de parte del remanente, en concreto de 28,5 millones, es una “decisión política”, por lo que reclamó que, en lugar de “entregar el dinero a las grandes contratas, negocie un aplazamiento”.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión