Zaragoza
Suscríbete

Quejas vecinales por incumplimientos en el Tubo de Zaragoza en el estreno de la nueva normalidad

Aunque los establecimientos cumplieron los horarios, los vecinos critican que unos pocos bares no respetaron los aforos y que había gente sin mascarilla. El Ayuntamiento estudiará las medidas a adoptar para que lo ocurrido no se repita.

Esta fotografía tomada a las 23.30 muestra cómo estaba esta zona del Tubo de Zaragoza la noche del sábado
Esta fotografía tomada a las 23.30 muestra cómo estaba esta zona del Tubo de Zaragoza la noche del sábado
Nacho Navarro

El primer fin de semana de la nueva normalidad en Zaragoza ha dejado en el Tubo de la capital aragonesa una imagen de masificación y falta de medidas de seguridad contra el coronavirus que muchos vecinos y empresarios de la zona lamentan y que aseguran no se corresponde con la realidad que se vive en la mayor parte de esta popular zona de tapas y ruta gastronómica. La fotografía que ilustra esta información, tomada a las 23.30, refleja cómo la gente se aglomeró en el cruce de las calles de La Libertad con Estébanes sobre esa hora, coincidiendo con la actuación de dos músicos, sin guardar ningún tipo de distancia entre ellos y algunos sin mascarilla.

"No se trata de un problema generalizado, pero hay dos o tres bares en esta parte que no cumplieron los aforos y están haciendo flaco favor a otros empresarios de la hostelería que lo están haciendo de una forma ejemplar y que tienen que lidiar con restricciones y problemas. Había algún camarero sin mascarilla y se servían cerveza a los clientes que estaban de pie en la calle, cuando solo deberían hacerlo en las mesas o en el interior", denuncia uno de los vecinos del barrio que se encontró con esta situación cuando se dirigía a su domicilio. 

Este residente cuenta que el horario de cierre a las 1.00 se cumplió y a las 00.45 empezó a pasar la policía local y hubo hasta tres coches patrulla circulando mientras se desmontaban las terrazas y se cerraban los establecimientos. La fotografía de este cruce de calles abarrotado de gente, una escena por otra parte habitual antes de la pandemia cualquier fin de semana, se difundió ayer por las redes sociales.

El Ayuntamiento recuerda que no pueden producirse aglomeraciones

Desde el Ayuntamiento de Zaragoza han apuntado que "evidentemente" van a analizar lo que ha ocurrido en esta zona del Tubo y que se estudirán las medidas a adoptar "para evitar que vuelva a repetirse". Además ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de todos, de la ciudadanía en general, pero también de los sectores de la hostelería y del ocio, "en torno a los cuales es imprescindible garantizar que se cumplen las medidas de seguridad". A pesar de la desaparición de algunas restricciones, el Ayuntamiento recuerda que el uso de la mascarilla es obligatorio y que las aglomeraciones no pueden producirse en la calle.

Por su parte, desde la Asociación de Empresarios de El Tubo achacaron lo ocurrido a la coincidencia del público habitual de esta zona con la afluencia de grupos de jóvenes y al hecho de que justo donde se produjo la aglomeración de público había un pequeño concierto de dos músicos que, precisaron, no estaba promovido por esta entidad ni por ningún establecimiento. "El último fin de semana de septiembre venimos organizando las fiestas de El Tubo que, por supuesto, este año están suspendidas", apuntó un portavoz de la agrupación empresarial.

En cuanto a si hubo bares que incumplieron los aforos permitidos del 75% señalaron que no tienen "constancia" de ello y que los camareros o responsables de los establecimientos pueden invitar a los clientes que salen con su cerveza a la calle a consumirla en el interior del local o en una mesa, pero que no tienen "autoridad" para prohibírselo. Además, señalaron que estarán "atentos" para que situaciones de este tipo no vuelvan a producirse. "Lo que queremos es trabajar cumpliendo toda la normativa y nosotros somos los más perjudicados si no se hace así", concluyeron. Desde que surgieron lo rebrotes a mediados de julio la mayor parte de los locales se vieron obligados a cerrar por falta de clientes y, según cálculos de la asociación de empresarios, este fin de semana estuvieron abiertos un 65% de los establecimientos de hostelería, aunque, precisaron, todavía hay "locales emblemáticos" que siguen con la persiana echada. 

Por su parte, la concejal Patricia Cavero publicó un tuit lamentado la aglomeración en el Tubo y anunció que se intensificará la vigilancia policial en la zona. 

La actualidad de la covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión