Despliega el menú
Zaragoza

Plaza semidesierta y en silencio para el Cipotegato del coronavirus

La plaza de de España de Tarazona ha amanecido este 27 de agosto prácticamente vacía y la jornada se celebra en familia y pequeñas reuniones de amigos. La tradicional lluvia de tomates tiene que esperar.

Las miles de personas que tradicionalmente abarrotan la plaza de España de Tarazona cada 27 de agosto para la salida del Cipotegato han dejado paso este jueves a unas calles de la ciudad semidesiertas y  casi en silencio. Las fiestas turiasonenses se han suspendido por la pandemia y solamente algunos vecinos, entre ellos un grupo de jóvenes, se han acercado este mediodía a la plaza luciendo el atuendo festivo con la obligada mascarilla. Algunos también han querido inmortalizar el momento con una fotografía. Y es que, según el historiador Javier Bona, es la primera vez desde 1942 que se suspende esta Fiesta de Interés Turístico Nacional tras el parón motivado por la Guerra Civil y no sale del Ayuntamiento este personaje encapuchado y disfrazado de arlequín con los colores amarillo y rojo.

El Cipotegato se celebra desde de las fiestas en honor al patrón San Atilano, que fueron declaradas de interés regional en 1998 y de interés nacional en 2009, y que la covid-19 ha truncado. En la plaza y las calles cercanas se ha contado con un dispositivo especial de Policía Local y Guardia Civil, aunque durante la mañana la tranquilidad ha sido la tónica dominante. La estatua a la que se sube el Cipotegato cuando ya regresa tras la lluvia de tomates a recibir los aplausos de las miles de personas que se congregan ha amanecido rodeada de una valla azul. Cumpliendo la prohibición municipal, los veladores y terrazas han permanecido desmontados hasta después de las 12.30 para evitar concentraciones y frenar el posible efecto de llamada de personas de otras localidades.

La máscara y el traje han reposado esta mañana en una silla a la espera de mejores tiempos en el salón de plenos de la Casa Consistorial. El historiador Javier Bona ha recordado, con "la tristeza que este día embarga a todos los turiasonenses que vivimos con emoción la jornada", que el Cipotegato no se suspendió en 1918 con la gripe española que asoló el país al coincidir con el momento en que la pandemia se relajó entre las dos fuertes oleadas.

La actualidad de la covid-19, minuto a minuto.

Toda la información sobre el coronavirus, en HERALDO.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios