Zaragoza
Suscríbete por 1€

ayuntamiento de zaragoza

La fábrica de Giesa espera la apertura de su nueva plaza tras unas obras de adecuación de 600.000 euros

El Ayuntamiento todavía tiene que decidir, de acuerdo con la Junta de Distrito de Las Fuentes, los futuros usos que tendrá la antigua infraestructura

La revitalización de la antigua fábrica de Giesa ya empieza, poco a poco, a tomar forma. El Ayuntamiento de Zaragoza ha terminado las obras de adecuación de este histórico edificio, en el barrio de Las Fuentes, que han supuesto una inversión de unos 600.000 euros y han servido, entre otras cuestiones, para habilitar una gran plaza rectangular que podrá abrirse próximamente a los vecinos. Así lo ha anunciado este viernes durante una visita a las instalaciones el concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, que ha recordado que la fábrica presentaba una "franca decadencia" tras 15 años de abandono. Según ha dicho, en un plazo de una semana o diez días comenzarán las conversaciones con la Junta de Distrito para definir los futuros usos de esta infraestructura y empezar a trabajar en los últimos detalles para hacer una "puesta de largo" con los vecinos. 

No obstante, lo que está más cerca de abrirse es la nueva plaza, no toda la instalación, que cuenta con aproximadamente 12.000 metros cuadrados. Hasta ahora, se han llevado a cabo trabajos de derribo, limpieza, saneamiento y adecuación, sobre todo en las naves que existían tras el antiguo edificio principal (en el que también se ha actuado), ubicado en las calles de San Joaquín y de Yolanda de Bar y catalogado de interés arquitectónico por el Plan General de Ordenación Urbana. El resultado es, en la parte delantera, un edificio principal saneado, y en la parte trasera, una nave de 3.136 metros cuadrados y una plaza libre rectangular de 4.113 con acceso directo desde el paseo de Vicente Cazcarra. Ahora está protegida con vallado, pero en cuanto finalicen los últimos trabajos el Ayuntamiento tiene previsto retirarlo y abrirla al tránsito de los vecinos. 

La intervención, tal y como ha recordado Serrano, se inició en noviembre del año pasado como consecuencia de un derrumbe de una de las naves (ubicada en lo que ahora es la plaza), que obligó a declarar en ruina inminente parcial parte de dos naves y el bloque de oficinas interiores por riesgo de caída. El inmueble es propiedad municipal desde 2005 y, según ha indicado el edil, sufría "las consecuencias de 15 años de degradación y de abandono" en los que no se había invertido "ni un céntimo". De hecho, ha asegurado que durante las obras se desecharon un total de 4.057 toneladas de basura. En cambio, "hoy lo que tenemos es un espacio urbano que integraremos para el disfrute de los vecinos de Las Fuentes", ha sentenciado. 

Los trabajos se han centrado en el derribo inmediato de los edificios sin catalogar del antiguo complejo industrial, el desescombro y la limpieza general de las instalaciones. Asimismo, se encontraron importantes cantidades de amianto que tuvo que ser retirado, lo que demoró la actuación ya que había que tramitar y obtener permisos del Gobierno de Aragón

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión