Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Más de la mitad de las obras de los barrios rurales de Zaragoza siguen pendientes tres años después

El Ayuntamiento descarta proyectos por valor de 3,5 millones, pero dice que se incluirán en el próximo acuerdo con la DPZ. Hasta junio de 2021 espera invertir 3,3 millones más y alcanzar el 62%

La segunda fase del cubrimiento de la acequia de Juslibol (300.000 euros), en la avenida de Zaragoza, todavía tendrá que esperar.
La segunda fase del cubrimiento de la acequia de Juslibol, en la avenida de Zaragoza, todavía tendrá que esperar.
Oliver Duch

Los barrios rurales de la capital aragonesa siguen esperando a que sus principales proyectos se conviertan en una realidad. Todavía no han llegado a acometerse ni la mitad de las obras. El convenio firmado entre el Ayuntamiento (entonces con ZEC al frente de gobierno municipal) y la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) para llevar a cabo trabajos en estos distritos periféricos de la ciudad sigue todavía a un 41% de ejecución, ya fuera de los plazos que se habían previsto cuando se rubricó el acuerdo en 2017. Por eso, el Consistorio ha optado por dar de baja cerca de una veintena de actuaciones, por un importe de 3,5 millones de euros, y ha comenzado las conversaciones con la institución provincial para rubricar cuanto antes un nuevo acuerdo en el que estén incluidas.

En estos tres años, solo se han llegado a acabar 35 actuaciones de las 75 que, de acuerdo con los alcaldes de los barrios, se habían proyectado en un primer momento. Algunas se encuentran ahora en proceso o han sido recientemente licitadas, como es el caso de la sustitución de la cubierta del pabellón deportivo de Casetas, que se adjudicó a finales de julio por 469.412 euros. No obstante, el Ayuntamiento espera que cuando termine el presente convenio, en junio del año que viene, se hayan ejecutado finalmente una docena más de obras en siete barrios por valor de 3,3 millones de euros, hasta alcanzar el 62% del total.

En un principio, todas las actuaciones deberían haber estado listas en 2019, pero, ante el gran retraso acumulado, la DPZ y el Consistorio decidieron alargar el convenio un año y medio más. Sin embargo, en este tiempo la situación ha variado muy poco. Se han iniciado varios trabajos pero apenas se ha concluido alguno, la situación económica provocada por la pandemia del coronavirus tampoco lo ha puesto nada fácil.

Con todo, la edil de Barrios Rurales del gobierno PP-Cs, Paloma Espinosa, asegura que "no se ha paralizado nada". Según explica, fue la propia DPZ la que recomendó que "era mejor finiquitar" los trabajos que por falta de tiempo no pudieran llevarse a cabo. Por eso, el Ayuntamiento elaboró una propuesta de liquidación parcial para dar de baja doce proyectos y devolver a la institución provincial el importe íntegro de los mismos, decisión que fue criticada por los grupos de la oposición y algunas entidades vecinales, como la Federación de Barrios (FABZ).

Además de esta docena de obras, entre las que se encuentra el cubrimiento de la acequia de Juslibol (300.000 euros), la construcción de un aula polivalente en Peñaflor (175.000) o la rehabilitación de la casa cultural de San Gregorio (70.000); otras seis, como la construcción de un pabellón en Garrapinillos (759.149), se quedaron solo en los estudios y se devolvió el importe restante. En total, 3,5 millones de euros que no iban a poder emplearse en el plazo acordado. No obstante, según indica Espinosa, todas estas actuaciones se incluirán en el próximo convenio, que ya se está negociando y que quieren que sea "mucho más amplio en contenido, objeto y duración". Se espera que esté listo antes de que acabe el año.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión