Despliega el menú
Zaragoza

sucesos

Arrestan a dos okupas en Utebo por robo y agresión con arma blanca

La Policía Local del municipio zaragozano sorprendió a dos jóvenes robando en una frutería, Uno de ellos atacó después con un cuchillo a otra persona. 

La Policía Local de Utebo sorprendió a los ladrones.
La Policía Local de Utebo sorprendió a los ladrones.
Heraldo

La Policía Local de Utebo detuvo este sábado a dos jóvenes por robar en una frutería y a uno de ellos, además, por agredir con un arma blanca a otra persona. Al primero, identificado como O. C., de 18 años, lo pillaron infraganti cuando salía de la tienda cargado con la caja registradora. El segundo, A. C. B., de 20 años, consiguió darse a la fuga en un primer momento, pero poco después fue arrestado por agredir con un arma blanca a un residente del bloque de pisos okupados en el que viven ambos y que se ha convertido en un foco de conflictos, como está ocurriendo en otros pueblos como Cadrete o María de Huerva. 

Los hechos se produjeron en torno a las 6.00. Dos agentes de la Policía Local que patrullaban por la avenida de Zaragoza detectaron que habían forzado la puerta de una frutería. Cuando se acercaron para comprobar qué ocurría, vieron que habían entrado a robar y lograron interceptar a un joven que salía cargado con la caja registradora, mientras que el otro consiguió darse a la fuga.

A pesar de ello, los policías se percataron de que era el mismo al que unas horas antes habían identificado, junto a O. C., con dos bicicletas de origen incierto, y al que hacía unos días sorprendieron llevándose a casa butacones de un bar.

Según fuentes policiales, cuando los agentes estaban en el cuartel tramitando las diligencias por el robo recibieron una llamada por una pelea que se estaba produciendo en una vivienda de la calle Huerta Alta. Hasta allí se acercó un vehículo policial y otro de la Guardia Civil. Al llegar, encontraron a una persona que había sufrido varios cortes con un arma blanca, aparentemente ninguno de gravedad. Como presunto autor de las lesiones identificaron a A. C. B., que fue arrestado por la Guardia Civil.

El piso donde ocurrieron los hechos forma parte de dos bloques con doce viviendas cada uno, que están okupadas en su mayoría, salvo tres alquiladas legalmente y una de un comprador que no reside allí. El resto son de un banco. Según estas fuentes, la persona que decidió okuparlas cambió las cerraduras de las puertas y luego vendió las llaves a sus inquilinos por 500 euros. 

Etiquetas
Comentarios