Zaragoza
Suscríbete

zaragoza

Una veintena de pintadas antivacunas manchan las paredes del Rollo

Desde el pasado sábado han ido apareciendo en esta y otras zonas de la ciudad mensajes contra la vacuna de la covid-19 acompañados también de declaraciones de amor.

Pintada en el Rollo.
Pintada en el Rollo.
C. M.

Más de una veintena de mensajes contra la vacunación han aparecido desde el pasado sábado en las paredes del Rollo de Zaragoza. Las mayoría de las pintadas se concentran en esta zona, aunque también han aparecido algunas similares en el Parque Grande, el entorno de la Plaza San Francisco y las inmediaciones de la calle Ávila y Tarragona, ya en el distrito de Delicias.

Carlos Monge, vecino y socio de la Asociación de Vecinos de La Huerva, ha podido comprobar que en poco menos de una semana han aparecido hasta 24 pintadas en la zona. “Ha sido una oleada. Hacía cuatro o cinco semanas que no teníamos una así”, comenta. Monge fue durante años presidente del colectivo vecinal e impulsor de la campaña de limpieza de fachadas iniciada en mayo de 2018. Hoy día todavía sigue trabajando para transformar el aspecto del barrio y a pesar de episodios como este, no se da por vencido. “Sigo consiguiendo que nuevos comercios se adhieran a la campaña”, explica.

Se trata de una iniciativa por la cual las comunidades contratan los servicios de Mapiser, una empresa encargada de eliminar las pintadas en cuanto aparecen para evitar que los grafiteros vuelvan a realizarlas.

La mala suerte ha querido que esta vez, de las 24 pintadas que han aparecido en la zona “solo cuatro o cinco” se podrán eliminar rápidamente al estar sobre fachadas o comercios que sí forman parte de la campaña. El resto tendrán que ser borradas por los propietarios o pasar a formar parte del paisaje urbano de forma indefinida. Y es que al Ayuntamiento tan solo le corresponde la limpieza de edificios municipales. Únicamente actúa en inmuebles de titularidad privada si se trata de mensajes ofensivos o despectivos.

Además de los mensajes contra la vacunación obligatoria y los que sugieren que la inyección tiene como único objetivo controlar a la población también han aparecido otros de corte más romántico. En ellos aparecen títulos de películas y canciones enmarcados en corazones que tampoco han gustado nada al impulsor de la campaña de limpieza.

Por este motivo, Monge ha puesto lo ocurrido en conocimiento de la policía y está a la espera de ser emplazado a una reunión con la concejala de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Natalia Chueca. “Si alguien asoma la cabeza y ve a alguien pintando en una pared, que avise a la policía. De alguna manera habrá que atajar el problema”, considera Monge.

Medio centenar de comunidades adheridas

La campaña de limpieza de fachadas iniciada por este integrante del colectivo vecinal cuenta ya con 55 comunidades y comercios adheridos. Monge sigue trabajando para convencer a otras comunidades de que es la única manera de eliminar de forma rápida y eficaz las pintadas, aunque no siempre logra su objetivo.

También el consistorio zaragozano inició a finales del mes de mayo una campaña de eliminación de grafitis tanto en la vía pública como en parques y jardines. Las intervenciones llegaron a todos los distritos y barrios rurales de la ciudad y se prolongaron hasta principios de julio.

Según datos facilitados entonces por el Ayuntamiento, la limpieza, arreglo y reposición de mobiliario urbano y espacios vandalizados cuesta a las arcas públicas 2,3 millones de euros anuales.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión