Despliega el menú
Zaragoza

El aviso de los vecinos permite la detención de tres ladrones que estaban robando en dos tiendas de Zaragoza

El primer hecho sucedió en la calle Blancas de Navarra de la capital, después de que un vecino llamase al 091. El segundo robo se p, cuando un vecino alertó al 091. El segundo robo, también comunicado por un vecino, se saldó con dos detenidos que fueron sorprendidos in fraganti.

Coche patrulla de la Policía Nacional
Coche patrulla de la Policía Nacional
HA

Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención de S.A.P.P. de 23 años; C.H.C de 21 años y un menor de 16 años de edad como presuntos autores de dos delitos de robo con fuerza en dos establecimientos de Zaragoza.

El primer hecho ocurrió el pasado día 11 de agosto a las 05:30 de la madrugada en la Calle Blancas de Navarra, en el centro de la capital aragonesa, siendo un vecino del lugar el que dio aviso al CIMACC 091. En esta llamada, informaba que estaba observando a un varón fracturando la persiana de una frutería y que había accedido al interior. Tras una descripción minuciosa del malhechor, en el lugar se personó una patrulla policial, localizando en las inmediaciones a un varón que coincidía plenamente con lo descrito, según ha explicado la Policía en una nota de prensa

Tras comprobar que el establecimiento había sido forzado, tanto la persiana exterior como la puerta de acceso y que esta persona llevaba restos en su ropa al haberse arrastrado por el suelo para acceder al interior, la dotación de seguridad ciudadana procedió a su inmediata detención como autor de un presunto Delito de robo con fuerza en establecimientos. El detenido, al que le constaban numerosos antecedentes por hechos similares, fue puesto a disposición de la autoridad competente, el Juzgado de Instrucción Cinco en funciones de guardia, el pasado martes 11 de agosto, decretando el titular libertad con cargos.

Otra llamada de un vecino permitió pillar a dos personas 'in fraganti'

El segundo suceso se produjo la madrugada de este miércoles 12 de agosto, a las 02:50 en la Calle Santiago Lapuente, de Zaragoza. De igual forma, un vecino llamó al 091 comunicando que estaba viendo a un varón manipular la cerradura de un establecimiento de alimentación mientras un segundo estaba en actitud vigilante en la proximidad.

Cuando los agentes de seguridad ciudadana se personaron en el lugar y tras comprobar que la persiana estaba fracturada, localizaron in fraganti en el interior del local a estos dos jóvenes, que se disponían a llevar numerosas botellas de bebidas y comestibles, procediendo en ese momento a su detención por el delito mencionado.

Al mayor de edad se le imputan otros dos hechos, dos robos con fuerza cometidos en la misma calle, en los meses de enero y junio del presente años, tras las investigaciones llevadas a cabo por el Grupo de Policía Judicial correspondiente. El menor fue entregado a un familiar, y el mayor ha pasado a disposición judicial, Juzgado de Instrucción Siete en funciones de guardia, esta mañana, desconociendo resultado de la vista.

Etiquetas
Comentarios