Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Precintan un restaurante de Utebo donde 4 empleados positivos en covid-19 estaban sirviendo comidas

La Guardia Civil y la Policía Local han abierto diligencias penales por un posible delito contra la salud pública.

La Guardia Civil y la Policía Local de Utebo decidieron este jueves abrir diligencias judiciales contra el dueño de un restaurante del municipio tras comprobar que varios trabajadores que habían dado positivo en la prueba de PCR se encontraban sirviendo comidas. El establecimiento, ubicado en el polígono industrial El Aguila-Coors, fue precintado de inmediato y los agentes identificaron a todos los presentes, tanto empleados como clientes, para facilitar también la información al Salud de cara a rastrear el nuevo brote de covid-19.

Según ha podido saber HERALDO, aunque no se llegó a detener al propietario del restaurante de Utebo, se abrieron diligencias por un posible delito contra la salud pública para remitirlas al juzgado de guardia de Zaragoza. En cuanto estudie el atestado, será el juez instructor quien decida si cita al hostelero para tomarle declaración y aclarar lo sucedido. Si no viera base legal suficiente para continuar con la investigación, decretaría el archivo de las diligencias penales y continuaría el procedimiento administrativo.

Los agentes se presentaron a mediodía en el local, al que acuden muchos trabajadores de las empresas del polígono El Águila Coors -ubicado junto a la N-232-, porque sospechaban que podía haber algún empleado que había dado positivo y seguía trabajando. Según fuentes próximas a la investigación, al preguntar al dueño del restaurante por esta cuestión, este les dijo que la plantilla se había sometido recientemente a los test en un laboratorio privado y acababan de recibir los resultados. Fue entonces cuando los funcionarios pudieron constatar que hasta cuatro trabajadores habían dado positivo y se encontraban en el local.

Se trata de un establecimiento muy frecuentado y a la hora en que acudió la Policía Local había alrededor de 30 personas comiendo. Tras informarles de la situación, todas ellas se levantaron de sus mesas y abandonaron el restaurante. A todos los comensales se les pidieron los datos y se les recomendó ponerse en contacto con su médicos de cabecera para explicarles lo sucedido. Por lo tanto, lo lógico sería que a todos se les practiquen ahora pruebas PCR y se les pida que guarden la cuarentena.

En cuanto a la investigación judicial, habrá que esperar para saber qué decisiones adopta el juez al que corresponda el caso. Lo previsible sería que además del hostelero fueran llamados a declarar los trabajadores que han dado positivo. Pero lo lógico es que sean citados cuando superen la cuarentena y no haya riesgo de contagio. Este periódico ha intentado contactar con el responsable del negocio investigado pero ha resultado imposible.

Máxima colaboración

Rubén Estévez, teniente de alcalde, que sustituye estos días a la alcaldesa, explicó que el Ayuntamiento recibió el jueves a última hora de la mañana un aviso de la Policía Local sobre la existencia de posibles contagiados en un restaurante del término municipal. “Se puso en marcha las actuaciones que marca el protocolo de Sanidad del Gobierno de Aragón y se procedió a precintar el establecimiento”, adelantó.

Las diligencias se instruyen de forma conjunta entre la Policía Local y la Guardia Civil, ya que, como explicaba Estévez, esta última “es la que tiene la competencia para investigar este tipo de delitos”. “Nosotros -señaló- informamos a Salud Pública y a la Delegación del Gobierno y hemos ofrecido la máxima colaboración”. El alcalde accidental confirmó que, la Policía Local, siguiendo el protocolo, identificó a todos los clientes que había en ese momento en el restaurante. Desde el centro de salud están realizando las pruebas PCR de todos los contactos para detectar posibles contagios. De momento, no se ha cerrado ningún otro establecimiento hotelero del polígono, indicó Estévez.

Etiquetas
Comentarios