Despliega el menú
Zaragoza

Política

Zaragoza queda fuera del fondo de 5.000 millones de euros en ayudas del Estado a los municipios

El alcalde estima que la ciudad perderá 71,3 millones y habla de “insulto a los zaragozanos”. La decisión se ha  acordado este lunes en la FEMP con los votos del PSOE y la abstención de Podemos.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, este lunes durante la junta de gobierno de la FEMP.
El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, este lunes durante la junta de gobierno de la FEMP.
Dani Marcos/Ayuntamiento de Zaragoza

El Ministerio de Hacienda y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) acaban de dejar a Zaragoza fuera del fondo de 5.000 millones de euros en ayudas del Estado a los municipios para que puedan afrontar los efectos de la covid-19. La capital aragonesa, por no disponer de ahorros en los bancos, no podrá acceder al reparto. El alcalde de la ciudad, Jorge Azcón, ha calificado de "incomprensible, inaceptable e intolerable" la decisión y ha estimado que la capital perderá 71,3 millones de euros, que es la cuantía que le hubiera correspondido si la distribución hubiera sido proporcional.

El acuerdo, que este martes ratificará el Consejo de Ministros, se ha oficializado en la junta de gobierno de la FEMP, en la que este lunes se debatía la quinta propuesta del Ministerio de Hacienda. En un clima de fuerte división, el PSOE contaba con 12 votos, todos favorables al documento. El sector que se oponía a la solución planteada por Hacienda tenía otros 12: los 10 del PP, y los de PDECat y Cs, que tienen uno cada uno. La llave la tenía el portavoz de IU-Podemos y alcalde de Rivas-Vaciamadrid, Pedro del Cura, que, después de varios días en el no, al final se decantó por la abstención. Eso propició un empate que deshizo el presidente de la FEMP y alcalde de Vigo, el socialista Abel Caballero, con su voto de calidad.

Ciudades de primera y segunda

Azcón ha salido indignado de la junta, en la que participó como portavoz del PP. "Es un insulto a los zaragozanos", ha dicho ante un acuerdo que a su juicio solo beneficia a los municipios que están en mejor situación económica. "Se olvidan de la quinta ciudad de España. Los ciudadanos de Zaragoza también son españoles. ¿Por qué quieren ciudades de primera y de segunda?", ha protestado.

A la espera de que decida o no acudir a los tribunales, como avanzó el pasado viernes, el alcalde ha defendido un criterio de reparto por población de los 5.000 millones, que supondría 71,3 millones para Zaragoza. Azcón ha afirmado que se trata de la "peor noticia en décadas" para el Consistorio y ha opinado que a Pedro Sánchez "se le debería caer la cara de vergüenza".

El acuerdo se sustenta en el uso de los remanentes o el superávit, que los alcaldes no pueden tocar desde hace años por la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, más conocida como la ley Montoro. Hacienda propone que los ayuntamientos presten voluntariamente esos remanentes al Estado hasta alcanzar un máximo de 14.000 millones de euros. Después, ese dinero se devolverá para destinarse a obras en materia de movilidad, agenda urbana, cultura o acción social. Los ayuntamientos recibirán 5.000 millones en 2020 y 2021 y el resto, en 10 años. Para incentivar la adhesión al fondo, el Ministerio aporta otros 5.000 millones de los Presupuestos Generales del Estado.

Y ahí está el problema. Solo los municipios que hayan prestado sus ahorros pueden beneficiarse de estos 5.000 millones, circunstancia que deja sin dinero a Zaragoza, entre otras localidades. La capital aragonesa, que cerró 2019 con unos remanentes de 40 millones de euros, debe destinarlos por obligación legal al pago de facturas y revisiones de precios de contratas públicas pendientes desde hace varios años. Además de Zaragoza, salen perjudicados municipios como Granada, Murcia, Cádiz o Lérida.

El acuerdo entre la FEMP y Hacienda de este lunes no ha aportado muchas novedades respecto a borradores anteriores, más allá de una resolución política en la que se anunciaba el compromiso de crear un grupo de trabajo para buscar una solución a los municipios que "no dispongan de liquidez y que tienen problemas de financiación", además de hacer un seguimiento de la distribución de los recursos procedentes de la Unión Europea. Por otro lado, el acuerdo prevé un fondo de 275 millones para movilidad urbana, ampliable a 400, de los que Zaragoza podría obtener 4 millones de euros, una cifra muy lejana de los 20 de agujero generado en el transporte público de la capital. También admite el incumplimiento de la regla de gasto.

Etiquetas
Comentarios