Despliega el menú
Zaragoza

La Comarca Central cumple un año a medio gas a la espera del impulso tras la pandemia

Uno de los mayores retos a medio plazo es dar un marco común a los servicios sociales, un área con más de 120 trabajadores y grandes diferencias salariales.

José Manuel González, el pasado marzo, en el interior de la sede en un piso de Utebo
José Manuel González, el pasado marzo, en el interior de la sede en un piso de Utebo
Aránzazu Navarro

La Comarca Central acaba de cumplir con mucha discreción un año, se constituyó el 19 de julio de 2019 en Utebo. Un tiempo de andadura en el que ha funcionado a medio gas, en "interinidad", como dice su presidente, el socialista José Manuel González, también alcalde de San Mateo de Gállego. Primero, el retraso de la incorporación de un secretario mantuvo bloqueados hasta principios de marzo distintos trámites administrativos. Después, el coronavirus ha trastocado la puesta en marcha de esta comarca que completó el mapa territorial de Aragón y que agrupa a 20 municipios del área metropolitana de Zaragoza.

La entidad tiene previsto celebrar consejo comarcal general mañana martes en el Pabellón de Deportes de Utebo, un lugar que va a permitir a los más de 40 asistentes (hay 39 consejeros) cumplir con la distancia física de seguridad.

El pasado mayo se aprobó por unanimidad un presupuesto muy básico, que asciende a algo más de 4,9 millones de euros, de los que unos cuatro corresponden a transferencias de la DGA y los restantes 920.000 a aportaciones de los ayuntamientos. A la sesión de este martes se llevan modificaciones de crédito necesarias "para poder echar a andar".

De momento, sin salario

El asunto que de momento queda aparcado es el del salario del presidente comarcal. "Por ahora no voy a establecer dedicación exclusiva, todavía estamos en una fase muy inicial del arranque de la comarca y del presupuesto", explica González. Cobrará de la comarca las dietas y kilometraje y continuará con su sueldo como alcalde de San Mateo, 28.500 euros brutos anuales.

Reconoce que como comarca "aspiran" a una mayor cuantía económica, pero es consciente de que han nacido en un "momento que se ha ido complicando cada vez más".

"Por ahora no voy a establecer una dedicación exclusiva, todavía estamos en una fase muy inicial del arranque de la comarca y del presupuesto"

"Los primeros gastos como comarca fueron de material sanitario relacionado con el coronavirus y mantas para organizaciones sociales, además del ordenador para el secretario", recuerda. Entre mediados de septiembre y principios de octubre está previsto que se incorpore el secretario fijo, una plaza a la que se han presentado nueve candidatos.

Uno de los retos más "complicados" a abordar hasta el final de esta legislatura es proporcionar un marco común al área de servicios sociales. "Hay más de 120 empleados en este área entre los cinco ejes de la comarca, un volumen altísimo, y a nivel salarial con realidades muy dispares. Hay que establecer un convenio común, algo que nos va a exigir muchas reuniones con los sindicatos, coordinación y destreza", reconoce el presidente comarcal. Un objetivo que se marca para esta legislatura que terminará en 2023.

Transporte metropolitana

También es necesario, asegura, dar pasos hacia la unificación de la gestión de recogida de residuos sólidos urbanos. Una cuestión igualmente harto complicada ya que se aplican distintas fórmulas en los municipios y mancomunidades: la municipalización, la externalización y contratos ya caducados o a punto de estarlo. Se ha pedido asesoramiento a la DGA.

González espera que fructifique el nuevo diseño del transporte metropolitano, que permitirá que el servicio de bus en todo el área crezca un 20%. Manejan otros proyectos vinculados al Consorcio de Transportes, como los senderos saludables.

Está pendiente de "sentarse tranquilamente" con el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, y hablar, entre otros temas, de la figura de los barrios rurales para "articular" la colaboración que ya existe con algunos de ellos a la hora de compartir algunos servicios.

La antigua casa del sindicato de riegos de Utebo, edificio que podría rehabilitarse como sede de la comarca
La antigua casa del sindicato de riegos de Utebo, edificio que podría rehabilitarse como sede de la comarca
Ayuntamiento de Utebo

La sede: antigua casa del sindicato de riegos de Utebo o nuevo edificio

La Comarca Central trabaja desde un piso prestado por el Ayuntamiento de Utebo. Dotarse de una sede "no es un proyecto inmediato", señala el presidente, y "hay que madurarlo todavía bastante en paralelo a todo el proceso de consolidación comarcal".

Pero ya hay dos opciones sobre la mesa. Por un lado, rehabilitar la antigua casa del sindicato de riegos de Utebo. Por otro, construir un edificio de nueva planta. La intervención en la antigua casa sindicalista permitiría recuperar una de las fachadas civiles más llamativas de la localidad por su magnitud y la riqueza y variedad de sus elementos, como la define el Sistema de Información del Patrimonio Cultural Aragonés.

La portada es de grandes dimensiones y de medio punto. En la segunda planta había una serie de vanos rectangulares con dintel de sardinel con trasdós mixtilíneo, que ha sido en parte sustituido, por balcones con rejería de forja. En la falsa se despliega una prolongada galería de vanos de medio punto adintelados e independientes entre sí y con dintel de sardinel. La cornisa es de ladrillo, con un fila de bocel y otra de taqueado corrido.

Etiquetas
Comentarios