Despliega el menú
Zaragoza

coronavirus

Las piscinas públicas de Zaragoza, lejos del lleno pese al nuevo aforo del 30%

Solo 5 de las 20 instalaciones se acercan a la ocupación máxima permitida con las actuales restricciones.

Dos usuarias del C. D. M. Salduba de Zaragoza disfrutaron ayer del sol con mascarilla.
Dos usuarias del C. D. M. Salduba de Zaragoza disfrutaron ayer del sol con mascarilla.
José Miguel Marco

Las piscinas municipales de Zaragoza estrenaron este sábado el primer día con el aforo limitado al 30% como parte de las medidas establecidas por el Gobierno de Aragón para limitar la propagación del coronavirus. Sin embargo, la escasa afluencia de visitantes hizo que no fuera necesario cerrar los tornos, y que tan solo 5 de las 20 instalaciones abiertas se acercaran al máximo permitido.

Pese al buen tiempo, el número de bañistas fue discreto, en especial antes de comer. «Venimos por la mañana a darnos un chapuzón y luego nos vamos», comentaba María junto a sus dos hijas, de 7 y 5 años, en la zona infantil del C. D. M. Salduba. «Aquí estamos tranquilas, y además estamos poco rato», señalaba.

Junto al vaso principal, Carla Molina coincidía con su amiga Lucía en que «de momento se está tranquilo y es la única alternativa que nos dejan». Ambas se encontraban sentadas al borde de la piscina, con los pies a remojo, la que parece ser la táctica más utilizada para intentar tomar el sol en las instalaciones municipales sin tener que llevar la mascarilla, obligatoria para el resto del recinto.

«Hay mucha menos gente desde que estamos en fase 2, se echa en falta sobre todo a la gente mayor más habitual de otros años», apuntaba Gerardo Belloc, socorrista de la instalación, que como el resto de sus compañeros, este verano tiene que estar pendiente del control del aforo de los baños y del uso de la mascarilla, entre otras novedades obligadas por la pandemia.

Temporada atípica

El de Salduba, en el parque Grande de la capital aragonesa, fue uno de los pocos centros municipales que rozó el lleno del 30% permitido. Por la mañana apenas alcanzó los 170 usuarios a la vez de un aforo máximo de 367, pero por la tarde registró picos de 330, según la nueva aplicación móvil que ha estrenado este verano el Ayuntamiento para conocer en tiempo real la ocupación de las piscinas y evitar así su saturación y que, por ejemplo, los bañistas puedan elegir las que están menos saturadas.

Junto a Salduba, las piscinas de La Jota, San Gregorio, Valdefierro y el Palacio de los Deportes también rozaron el lleno en el horario de tarde. Este año, el Consistorio zaragozano ha partido la jornada en dos para poder desinfectar las instalaciones al mediodía. El viernes hubo que cerrar el centro de Ciudad Jardín por el positivo de un trabajador.

Etiquetas
Comentarios