Despliega el menú
Zaragoza

Multas en las terrazas por ir sin mascarilla. "Para eso, que cierren ya todos los bares"

Indignación en el bar-pastelería Girasol, en el barrio de la Jota, donde este miércoles han sido multados tres clientes por estar en la terraza con la mascarilla quitada. "No hay derecho", se quejan los parroquianos.

Terraza del bar-pastelería Girasol, en el barrio de la Jota.
Terraza del bar-pastelería Girasol, en el barrio de la Jota.
José Miguel Marco

Enfado "de los grandes" entre los habituales del bar-pastelería Girasol, en el zaragozano barrio de la Jota. A primera hora de la mañana de este miércoles, tres de sus parroquianos han sido multados por la Policía Local por no llevar puesta la mascarilla, y a la hora del aperitivo todos los clientes del establecimiento, y por ende los del bar aledaño, comentaban indignados la medida, tomada hace unos días para frenar la escalada de brotes de covid-19. Desde el 15 de julio, día que entró en vigor la fase 2 flexibilizada, los agentes han denunciado a 630 personas por no llevar tapaboca y han multado a 16 establecimiento públicos y a nueve terrazas.

La sanción ha sido recogida en Twitter, en la página DStyleZgz. "101,50 euros por un café. Es lo que han tenido que pagar esta mañana TODOS los usuarios de la terraza de esta cafetería que fueron multados por no usar mascarilla durante su consumición", ha escrito la publicación.

El uso de la mascarilla es obligatorio porque evita la transmisión del virus entre personas, y con ello los rebrotes que se están viviendo en diversos puntos de Aragón y España. Sin embargo, a no todo el mundo le parece bien que haya que llevarla a todas horas, pese a los beneficios para la salud comunitaria que ofrece. "No hay derecho a que en las terrazas de los bares te obliguen a llevarla puesta", explicaba un habitual del bar, con la mascarilla por la barbilla mientras fumaba un cigarrillo. Momentos antes, la camarera, de nacionalidad china, había salido a la calle para recordar a los usuarios de la terraza, apenas una decena, que había que llevarla puesta. "Súbetela, Eugenio, súbetela", le decía. 

Según han contado los clientes, los tres sancionados estaban consumiendo en el momento en que han aparecido los agentes: "Se han acercado y les han tomado los datos personales, y les han dicho que les llegaría la multa a casa, entre 50 y 100 euros", ha explicado uno de ellos. Al parecer, una estas tres personas estaba fumando de pie en la esquina de las calles Joaquín Numancia y Balbino Orensanz, donde se ubica la cafetería Girasol, "y cuando ha tirado la colilla al suelo, los agentes le han pedido que se acercara", según el relato de estos parroquianos. 

En una mesa, cuatro hombres criticaban a gritos la medida, entre ellos en tal Eugenio al que se había dirigido minutos antes la camarera. A su juicio, "no hay derecho a que haya que llevar aquí la mascarilla si tienes que estar todo el rato subiéndotela y bajándotela si fumas, comes o bebes", razonaba uno de ellos. "Para eso, que cierren ya todos los bares, y muerto el perro, se acabó la rabia", añadía, indignado.

A su lado, otro insinuaba que todo partía del afán recaudatorio del consistorio, y se quejaba de que la Policía Local vaya "por los barrios" multando a los vecinos, porque la medida tomada en el Girasol "seguro que también la han tomado en todos los bares de los alrededores". "Que vayan a multar al centro, donde hay aglomeraciones", asentía una mujer, sentada en la mesa de al lado". 

Cincuenta metros más allá, en el bar Dandy's, los tres clientes que estaban en la terraza también comentaban la multa, aunque en el establecimiento no había sido sancionado nadie esta mañana. Sentados uno en cada mesa, los tres hablaban a gritos para hacerse oír, por supuesto con la mascarilla perfectamente colocada. "Por si acaso", decían... 

La Policía Local recuerda la obligatoriedad de llevar la mascarilla en la calle y en espacios cerrados, so pena de sanción.

Regístrate en la newsletter de HERALDO y tendrás cada día toda la información sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios