Despliega el menú
Zaragoza

cinco villas

El incendio de Sádaba arrasa 120 hectáreas y se espera controlarlo por la mañana

La DGA ha movilizado medios aéreos y terrestres para sofocar las llamas, que parecen haber sido provocadas por una cosechadora. Los agricultores están labrando cultivos para evitar el avance del fuego.

La humareda provocado por el fuego puede verse a varios kilómetros de distancia.

Los equipos de extinción del Gobierno aragonés dan por estabilizado el incendio forestal declarado este miércoles por la tarde en una zona de cultivos de Sádaba, al norte del embalse de Valvecino. El fuego se inició pasadas las cinco de la tarde en el paraje de Pinsoro, muy próximo al término municipal de Ejea de los Caballeros y el límite con Navarra. El fuerte viento que soplaba en la zona amenazaba con extender las llamas a una zona de arbolado, lo que hubiera complicado bastante su extinción. Pero la gran cantidad de medios aéreos y terrestres movilizados ha permitido contener el avance del incendio, que ha arrasado 150 hectáreas de cultivos y pinar. Los técnicos aún no dan el fuego por controlado y dos cuadrillas han estado trabajando durante toda la noche. Este jueves por la mañana se mantienen 2 cuadrillas terrestres y 2 autobombas en labores de líquidación. En cualquier caso, las previsiones son «muy optimistas».

Según las primeras investigaciones, el origen del fuego podría haber sido la chispa que saltó de una cosechadora que recogía cereal. Afortunadamente, la persona que la conducía pudo ponerse a salvo y evitar que el vehículo fuera pasto de las llamas.Lo que no consiguió impedir fue que el incendio avanzara por el sembrado hacia una zona de pinar. Al dar cuenta enseguida al 112, el Gobierno aragonés movilizó rápidamente un helicóptero y a una cuadrilla helitransportada. Sin embargo, al saber de la dificultad que tenían estos para sofocar las llamas debido al fuerte viento y dado que se trataba de una zona especialmente sensible, se dispuso un refuerzo compuesto por otros dos helicópteros, dos hidroaviones, cuatro autobombas, dos cuadrillas terrestres y una segunda cuadrilla helitransportada. 

Las cuadrillas sofocaban ayer las llamas en la zona de pinar.
Las cuadrillas sofocaban las llamas en la zona de pinar.
Bernando Mayayo

Una enorme columna de humo

Según explicaban varios vecinos de Sádaba, estaban trabajando en Layana cuando vieron una enorme columna de humo blanco en el horizonte. «En principio, parecía que procedía de una zona de cultivos, pero al ver enseguida grandes llamas y comprobar que estaba cerca el monte nos hemos asustado bastante.Sobre todo, porque soplaban unas rachas de viento muy fuertes», indicaban.

Y el viento ha sido precisamente lo que más ha inquietado durante toda la tarde a los técnicos de la DGA, que, a última hora, habían logrado aislar las llamas para que no avanzaran más allá de un pinar. Para ello, además de con todos sus equipos de extinción, han contado con la ayuda de los vecinos de Sádaba y las localidades cercanas, que han acudido con sus tractores para labrar la zona de cultivos y hacer un cortafuegos.

El de Sádaba y el declarado también este miércoles por la tarde en María de Huerva han sido los dos primeros incendios forestales de entidad declarados este verano en Aragón. Las lluvias de esta primavera hacen que el campo y el monte estén menos secos, pero no se puede bajar la guardia..

Etiquetas
Comentarios