Despliega el menú
Zaragoza

Azcón pide en recuerdo a Miguel Ángel Blanco, unidad de los demócratas ante quienes quieren blanquear a ETA

"Que a los asesinos y a sus herederos se les quieran hacer pasar ahora por demócratas es una indecencia e ignominia", ha dicho el alcalde de Zaragoza.

Zaragoza muestra "gratitud eterna" a Miguel Ángel Blanco 23 años después
Zaragoza muestra "gratitud eterna" a Miguel Ángel Blanco 23 años después
Oliver Duch

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha presidido el homenaje del Ayuntamiento de la ciudad al concejal de Ermua asesinado por ETA en 1997, Miguel Ángel Blanco, en el que ha pedido unidad a los demócratas frente a quienes pretenden blanquearlos, ahora, pero antes militaban en la banda terrorista".

"Que a los asesinos y a sus herederos se les quieran hacer pasar ahora por demócratas es una indecencia e ignominia, además de un insulto a la memoria de las víctimas que debemos rechazar desde las instituciones con absoluta firmeza y rotundidad".

En su discurso, el alcalde ha asegurado: "no dejaremos de luchar por la memoria y el "relato real y digno de lo que ha sido el terrorismo en España, el dolor brutal que ha generado y el esfuerzo inmenso que hemos mantenido como sociedad por combatirlo".

Azcón ha manifestado que este asesinato supuso un antes y después contra el terrorismo por la condena, la solidaridad y porque España fue un "clamor gritando basta ya. Ya nada volvió a ser igual".

Deber moral y social

Desde entonces se reconoce que hay víctimas y verdugos, sin ambages, y se sale a la calle a llamar asesinos a los asesinos y a reclamar justicia y libertad, ha expuesto.

"Su sacrificio fue determinante para que con el trabajo de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y el sistema judicial se acabara con la actividad criminal de ETA y, por eso, se le recuerda 23 años después".

Antes de finalizar ha dicho: "es nuestra obligación mantener vivo su recuerdo porque perseverar en la convivencia, la tolerancia y la paz es un deber moral y social en el que no debemos bajar la guardia y se lo debemos a todas las víctimas".

Ha concluido al instar a que la sociedad no se confía porque ETA y los GRAPO no tengan actividad porque surgen nuevos terrorismos, como el yihadista, y "quedan crímenes por resolver y asesinos pendientes de rendir cuentas ante la justicia".

Sin ZEC ni Podemos

Anteriormente varios concejales del PP, PSOE, Ciudadanos y Vox han dado lectura al manifiesto elaborado por la Fundación Miguel Ángel Blanco, y que es una carta abierta a los jóvenes que no conocen quién fue este concejal del PP de 29 años asesinado por ETA de un disparo en la nuca después de dos días secuestrado.

Los grupos municipales de Podemos y ZeC no han participado porque la formación morada ha dicho que era "politizado y manipulado" y desde Zaragoza en Común se ha argumentado que los homenajes deben ser por consenso en lugar de una decisión "unilateral" del Gobierno PP-Cs.

En su intervención, la concejal delegada de Víctimas del Terrorismo, Patricia Cavero ha recordado que Miguel ángel Blanco no era vecino de Zaragoza, pero esos días "fatídicos" de julio los ciudadanos salieron a la calle alzando las manos blancas para que volviera a casa con vida.

Patricia Cavero ha señalado que 23 años después se cumple con el deber de preservar la memoria de los más débiles porque "como sociedad, merece la pena recordar con aquellos que no lo vivieron que el país se puso en marcha por la dignidad".

Este asesinato desencadenó lo "más maravilloso" que puede tener una ciudad, que es la unidad, ha destacado Cavero para apostillar que se creó un movimiento cívico por la libertad y gracias as los jueces y a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y las policías locales "podemos decir que hoy todos somos más libres"

Ha apremiado que tanto Miguel Ángel Blanco como las más de 800 víctimas sigan vivas en las conciencias, sobretodo de los más jóvenes y que el espíritu de Ermua no muera".

También ha intervenido la concejal del grupo municipal de Vox, Carmen Rouco, quien ha relatado que Miguel Ángel Blanco se sentía vasco y español en una tierra en la podía asesinarle por sentirse ambas cosas. "Era comprometido social y políticamente", ha indicado para apostillar que es una de las 854 víctimas mortales de ETA.

Tras apuntar que este asesinato movilizó a más de 6 millones de españoles en distintas manifestaciones y actos en unos días "imborrables", ha lamentado que ETA "ha condicionado la historia reciente de Espala y ha ocasionado miles de víctimas".

Rouco ha manifestado que aunque las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ha sido capaces de abatirles, "sigue pendiente que los herederos reprueben el historial criminal, los casos sin resolver y un relato compartido que no legitime ningún tipo de terrorismo, que hoy relativiza la historia criminal de ETA y se producen acciones violentas y acciones de exaltación del terrorismo que humillan a las víctimas".

La portavoz del grupo municipal de Ciudadanos, Sara Fernández, ha dicho que hay generaciones de españoles que desconocen las consecuencias del terrorismo y la Fundación Miguel Ángel Blanco trabaja porque se reconozcan a todas las víctimas que son "ejemplo de lucha de los derechos que disfrutamos todos".

Sara Fernández ha contado que este crimen cambió la reacción de la sociedad y en cuanto se supo el ultimátum los vecinos de Ermua salieron a las calles, acompañaron a la familia y exigieron a ETA que lo liberaran, pero "la crónica de la muerte anunciada sacudió la conciencia de muchos municipios de España".

Ha recordado que entones hubo unidad contra ETA, defendiendo la justicia y solo HB no condenó el atentado, ha criticado. La familia de Miguel Ángel Blanco "fue ejemplo de entereza, generó una empatía social antes no demostrada y en las calles se gritaba Vascos si, ETA no". Ha señalado que esos días se produjeron imágenes que sobrecogen y que los que las vivieron las recuerdan con emoción.

La portavoz del grupo municipal del PP, Maria Navarro, ha manifestado que "ETA hizo lo que ETA sabe hacer que es matar y cumplir su amenaza". A su parecer, no se puede olvidar el estupor que se produjo en la sociedad por el atentado. "La banda terrorista robó la vida de Miguel Ángel Blanco, pero no la dignidad y nos dimos cuenta de que las víctimas habían estado muy solas, había que protegerlas y la defensa del Estado de Derecho era la única arma contra el terrorismo. Además, no se podía considerar como iguales a los partidos que no rechazaban el terrorismo".

María Navarro ha dicho que Miguel Ángel Blanco, representa la libertad, la tolerancia, el derecho a sentirse vasco y español y el respeto a las reglas de convivencia democrática. Las víctimas son un referente moral de todos los españoles y son ejemplo de tesón y perseverancia ante la adversidad".

Asimismo, ha apuntado que este asesinato "nos recuerda que el radicalismo nos hace más esclavos en contra de las libertades de todos los ciudadanos, que tanto nos ha costado conquistar".

El concejal del PSOE, Alfonso Gómez Gámez, ha dicho: "igual escucháis que el terrorismo no fue para tanto y que hay que mirar al futuro, pero condenar a ETA es fundamental y se lo debemos a las víctimas del terrorismo. Son clave para la convivencia libre y en paz".

En su intervención, el socialista ha señalado dirigiéndose a los jóvenes que hay causas que merecen la pena, como la defensa de las víctimas del terrorismo y "todas merecen ser respetadas". "La defensa de la democracia es tarea de todos y también vuestra y os necesitamos para continuar en esta tarea".

Etiquetas
Comentarios