Despliega el menú
Zaragoza

El alcalde de Añón de Moncayo vuelve a su cargo tras una sentencia que anula la moción de censura contra él

Se trata de un auto provisional que han recurrido los ediles del PAR y el PSOE que promovieron la moción de censura el pasado enero.

Arriba, una de las calles de Añón del Moncayo. Abajo, a la izquierda, José María Vijuesta, a la derecha, Víctor Peralta
Arriba, una de las calles de Añón del Moncayo. Abajo, a la izquierda, José María Vijuesta, a la derecha, Víctor Peralta
Laura Uranga/Heraldo.es

José María Vijuesca (PAR) vuelve a ser desde este lunes el alcalde de Añón de Moncayo, cargo que ocupaba desde 2015 y hasta enero de este año cuando fue desalojado tras una polémica moción de censura en un pleno extraordinario.

El Juzgado Contencioso Administrativo número 5 de Zaragoza emitió una sentencia provisional el pasado 22 de abril en la que se declaraba nula esa moción de censura, pero fue recurrida. "Mientras van pasando los plazos, hemos decidido solicitar la aplicación de la sentencia y esta mañana (por ayer) se ha ejecutado con la entrega de una copia de las llaves del Ayuntamiento", explicó Vijuesca.

"Es un auto provisional, hemos recurrido y ahora hay que esperar a que la sentencia sea firme", adelantó por su parte el concejal del PAR Víctor Peralta, quien ocupaba la alcaldía añonera desde enero.

Esta legislatura, la corporación municipal cuenta con cuatro concejales del PAR y uno del PSOE. Dos ediles aragonesistas y el socialista decidieron suscribir la moción de censura contra el alcalde alegando supuestas "faltas de información e irregularidades". "Son acusaciones falsas y si las quieren demostrar, que vayan al juzgado, y que el juez decida. De momento, el único que ha ido al juzgado he sido yo y me han dado la razón", señaló el que vuelve a ser primer edil.

Según Vijuesca, él y la otra concejala regionalista que le apoya consideran que no se cumplen los requisitos para hacer una moción de censura. "Ellos son los tienen que justificar que los cumplen, y como no lo han hecho, no se puede hacer una votación, y la que hicieron fue fuera de la sesión plenaria", dijo. Ese día Vijuesca y su compañera de partido abandonaban el pleno antes de la votación.

Lo cierto es que esta confrontación ha creado un ambiente enrarecido en este pequeño municipio de unos doscientos habitantes de la comarca de Tarazona y el Moncayo. "Se ha creado una división, pero si unas personas vulneran unos derechos fundamentales, actuando al margen de la ley, no me voy a quedar con los brazos cruzados", indicó Vijuesca. Una situación incómoda que afectará también al desarrollo de la legislatura. "Una gobernanza en minoría no nos asusta, al final de lo que se trata es de trabajar, no voy a dejar de aplicar la legalidad", concluyó.

Etiquetas
Comentarios