Despliega el menú
Zaragoza

sucesos

Detenido el joven que sacó una navaja a una médica en un centro de salud de Zaragoza

El investigado, que amenazó con clavar el arma a la sanitaria si no le daba unos resultados, padece una enfermedad mental, por lo que habría sido puesto en libertad.

Un momento de la concentración ante el centro de salud José Ramón Muñoz Fernández, en el paseo de Sagasta.
Un momento de la concentración ante el centro de salud José Ramón Muñoz Fernández, en el paseo de Sagasta.
Oliver Duch

La Policía Nacional detuvo este jueves al presunto autor de la agresión sufrida por una médica del centro de salud de Sagasta el pasado 28 de junio. El agresor, M. A. D. H, de 28 años, sacó una navaja cuando entró a la consulta de la facultativa y amenazó con clavársela si no le daba los resultados de un paciente. 

La víctima, tal y como trasladó a HERALDO, llegó a temer por su vida porque el individuo estaba muy nervioso y estaban solos en la consulta, sin nadie a quien poder pedir ayuda. Sin embargo, la facultativa logró convencerlo para que depusiera su actitud y acabó marchándose corriendo del centro de salud. 

Según fuentes próximas a la investigación, el detenido padece una enfermedad mental grave, por lo que fue puesto en libertad horas después de su arresto. En cualquier caso, parece que ya se han adoptado medidas para que la víctima no vuelva a sufrir un ataque por parte de este individuo. 

"Hubo gente que me propuso que me cogiera la baja, pero yo no estaba dispuesta. No estoy enferma, lo que quiero es poder trabajar sin que mi vida corra peligro"

"Me negaba a hacer el turno que me han puesto este próximo fin de semana si no garantizaban mi seguridad y la del resto de compañeros. Hubo gente que me propuso que me cogiera la baja, pero yo no estaba dispuesta. No estoy enferma, lo que quiero es poder trabajar sin que mi vida corra peligro", ha señalado la sanitaria a este diario. Finalmente, tanto la Policía Nacional como el propio Salud van a incrementar la vigilancia en el centro de salud de Sagasta y la médico podrá ver pacientes.

Movilizaciones

La agresión, la enésima que sufre un profesional sanitario en el ejercicio de sus funciones, llevó al colectivo a movilizarsepara exigir al Gobierno de Aragón lo que ya le pidió hace un año, es decir, que ponga en práctica cinco medidas que evitarían muchas de estas situaciones de riesgo: dotar con un vigilante de seguridad los centros,instalar cámaras de videovigilancia, botón del pánico en las mesas de trabajo, pulsera de geolocalización para los profesionales fuera del centro y multas de hasta 30.000 euros para los agresores.

La protesta ante los ambulatorios aragoneses fue convocada por los Sindicatos Médicos de Atención Primaria de Aragón (Cesm Aragón y Fasamet), que recordaron públicamente sus reivindicaciones. 

El  Colegio Oficial de Médicos de Zaragoza también se sumó a los actos de condena. Su presidenta, Concha Ferrer, recordó que esas agresiones son solo la punta del iceberg y apostó por medidas para frenar estos comportamientos. El colegio profesional, recordó, dispone de un servicio especializado y específico para sus colegiados frente a agresiones, con cobertura y apoyo jurídico gratuito, además de un teléfono de atención 24 horas:

 El ataque a la médica zaragozana se sumó al sufrido recientemente por una médica y una enfermera en Báguena (Teruel).

Etiquetas
Comentarios