Despliega el menú
Zaragoza

comunidad de calatayud

Calatayud toma medidas para "meter en cintura" las cuentas municipales

PP y Cs plantean subir precios públicos, dilatar inversiones y limitar contrataciones para corregir el desequilibrio del Presupuesto 2019.

Imagen del Ayuntamiento de Calatayud.
Imagen del Ayuntamiento de Calatayud.
Heraldo

El Ayuntamiento de Calatayud acometerá un plan económico-financiera hasta 2021 para "meter en cintura" el desequilibrio producido en el presupuesto de 2019, cuando se incumplió la regla de gasto al obtener una liquidación negativa de casi 730.000 euros. Así se aprobó en el pleno municipal celebrado el pasado lunes con el voto a favor del equipo de gobierno (PP-Cs), la abstención de PAR y Vox y el no del PSOE. Rafael Rincón, concejal de Hacienda, explicó que para ello se plantean medidas como limitar contrataciones de empleados en el Consistorio, dilatar inversiones ligadas al plan europeo de infraestructuras EDUSI e incrementar en un 5% el precio público de las escuelas infantil y de música y de la residencia municipal.

"Nuestra situación financiera es saludable, con un endeudamiento del 29% (lejos del 110 que permite Hacienda) y con un periodo medio de pago de 40 días", defendía Rincón, que achacaba el desequilibrio del ejercicio anterior al "poco margen" que dejan las restricciones como la regla de gasto y a un mayor esfuerzo inversor. El alcalde, José Manuel Aranda, puntualizó que "las políticas expansivas están limitadas" y pidió que se tengan en cuenta más factores y no solo la regla de gasto. Desde el PAR, Ana Belén Ballano, calificó las medidas de "acto de fe" y puso en duda la reducción de inversiones "porque dependen de terceros" y están comprometidas.

Para Joaquín Simón (PSOE), las cuentas están "ahogadas" y las de 2021 "prácticamente hechas", y tachó de "injusto" el aumento de precios públicos. Centró sus críticas en el endeudamiento: "El problema no es endeudarse, sino para qué. Además de en ladrillo también se puede hacer para ayudar a familias, autónomos y empresas".

Asimismo, el órgano, a propuesta de PP-Cs, aprobó una moción para instar al Gobierno de Aragón a la construcción de un nuevo edificio de Urgencias en el recinto del Hospital Ernest Lluch. Según Aranda, se trata de una "necesidad evidenciada porel covid", ya que las instalaciones actuales "están obsoletas, tienen problemas de accesibilidad, privacidad y aislamiento". Sumó solo el apoyo de VOX, a parte de la abstención del PAR y el no del PSOE. El portavoz socialista, Víctor Ruíz, pidió que se cambiara el "instar" por "iniciar conversaciones", para, metafóricamente, "llamar" a la puerta de la DGA y "no aporrearla".

En la misma sesión, se dio cuenta del inicio de los trámites para sacar a licitación el contrato del servicio de limpieza de la ciudad, valorado en algo más de 12,5 millones de euros y en el que se contemplan mejoras en sus 8 años de duración. En este punto, la edil de Medio Ambiente, Ana Isabel Gracia, y el concejal del PSOE Jesús Monge discreparon sobre la suciedad o no de las calles.

Etiquetas
Comentarios