Despliega el menú
Zaragoza

Primer día de recortes en el bus: "El 53 tardaba un cuarto de hora y me he ido andando"

Desde el Colectivo Unitario de Trabajadores lamentan que el servicio va a ser "malo como todos los veranos, pero además con menos seguridad"

Un bus y un tranvía, a su paso por el paseo de la Independencia.
Un bus y un tranvía, a su paso por el paseo de la Independencia.
José Miguel Marco

"He salido esta mañana de casa alrededor de las 10.30 para coger el autobús de la línea 53 se me ha escapado porque lo he visto desde el semáforo y al ver lo que tardaba, le costaba un cuarto de hora y me he ido andando". Así lo relataba Conchita Cobos, una vecina de Zaragoza, en la céntrica parada de la plaza de España, mientras esperaba otro bus. Es una de las consecuencias del primer día de reducción de este servicio por el verano. 

"El servicio que prestamos a los ciudadanos va a ser malo como todos los veranos, pero además con menos seguridad". Así lo ha sintetizado Javier Anadón, portavoz del Colectivo Unitario de Trabajadores (CUT) en Avanza Zaragoza. "No es de recibo que siendo que los autobuses tienen menos aforo se reduzca en laborables un 25%, en los sábados un 20% y los festivos un 18%". Así Anadón explica que el aforo de los buses va a ser mayor de lo recomendado por la covid-19. "Nos parece muy arriesgado y va a ser muy difícil de controlar a no ser que esté la inspección municipal, la inspección de la empresa en las paradas y haya un control exhaustivo en el interior de los vehículos para que el aforo no se supere", ha afirmado. Por ello, desde CUT entienden que el servicio en julio y agosto debería de mantenerse como en el resto del año, y así evitar aglomeraciones en el interior de los autobuses, especialmente en las horas puntas.

Así, Anadón ha explicado que las líneas más afectadas son la 29 con una reducción del 41% en los días laborables, la 32 con más de un 38% o la 53, con reducción de más de un 33 % de servicio.

Por su parte, José Manuel Montañés, de Sattra y presidente del comité de empresa de Avanza, ha lamentado que los recortes son los mismos de todos años y ha puesto sobre la mesa también las obras de la avenida de Navarra que ya afectan a las frecuencias de los buses de la zona. "Ayer ya iban bastante mal y hoy nos imaginamos que irán peor", ha señalado. Asimismo, ha advertido de que si la gente no se va de vacaciones y se queda en Zaragoza "la cosa se va a complicar y el servicio va a estar muy mal". Además, ha afirmado que esta mañana los autobuses iban sobrepasando la capacidad recomendada.

En la misma línea, Juan Carlos Crespo, responsable del área de Movilidad y Urbanismo en la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ), ha asegurado que entienden que hay que reorganizar las frecuencias, pero añadió que este año se debería haber hecho de otra manera al no saber cuánta gente se va a desplazar fuera de Zaragoza y por el "hacinamiento" que puede suceder en algunas rutas. En este sentido, el Ayuntamiento explicó que la demanda aún no se ha recuperado tras la pandemia y todavía es un 45% menor que la del año pasado.

En la calle, los ciudadanos que esperaban en la parada, la mayoría no se habían enterado de la noticia, pero al conocerla se posicionaban rápidamente en contra. "Lo estás esperando y te sabe mal estar tanto rato", afirmaba María Isabel González. "Es ya lo que nos falta. Es una ciudad muy grande para tener este transporte tan malo. No puede ser que la frecuencia sea cada quince minutos o media hora", ha comentado Arancha Rodrigo.

Etiquetas
Comentarios