Despliega el menú
Zaragoza

ayuntamiento de zaragoza

Los barrios exigen a PP-Cs recuperar en 2021 la inversión que no se va a ejecutar

Lamentan los recortes para pagar el plan de microcréditos pero Azcón dice que "las prioridades han cambiado".

María Navarro y Jorge Azcón, ayer en el encuentro con los agentes económicos y sociales.
María Navarro y Jorge Azcón, ayer en el encuentro con los agentes económicos y sociales.
Miguel G. García / Ayto.

La Federación de Barrios de Zaragoza (FABZ) y la Unión Vecinal Cesaraugusta exigieron este lunes al Ayuntamiento que las partidas de inversión eliminadas del presupuesto de este año para sufragar el plan de microcréditos a hosteleros y comerciantesse recuperen en las cuentas de 2021. Así se lo hicieron saber al gobierno PP-Cs en un encuentro con los agentes económicos y sociales para explicar la línea de préstamos anunciada la semana pasada.

«Estamos muy de acuerdo con el fondo, pero la forma nos ha sorprendido porque decaen inversiones en los barrios», señaló tras la reunión Manuel Arnal, presidente de la FABZ. «No puede ser que desaparezcan para siempre», advirtió, por lo que pidió al gobierno municipal «garantías» de que se recuperarán el próximo año. En la misma línea se pronunció el representante de la Unión Vecinal, Constancio Navarro. «Es una buena medida para activar la economía de la ciudad, hemos quedado conformes, pero hay que asegurar que esas partidas estén en los próximos presupuestos», planteó.

Gran parte del plan de microcréditos impulsado por PP-Cs se sufragará con cargo a partidas de inversión en los barrios, algunas tan reivindicadas como la avenida de Cataluña. De los 10 millones previstos para los préstamos a pymes y autónomos, 6,5 procederán de fondos para obras.

Entre las partidas afectadas destacan el plan de vivienda (que pierde un millón de euros), la operación asfalto (900.000 menos), las obras de renovación viaria (700.000) o las actuaciones en la red de agua (700.000), entre otras. En el caso de la avenida de Cataluña, el proyecto pierde 380.000 euros y solo mantiene 20.000 para sostener el plurianual.

Desde el gobierno municipal se explicó a los agentes sociales que la avenida de Cataluña se reactivará el próximo año y que la elección de las partidas afectadas ha sido «técnica», ya que se trata de proyectos «imposibles de ejecutar», según la vicealcaldesa, Sara Fernández, por el parón en la contratación municipal obligado por la crisis sanitaria del coronavirus.

Críticas de PSOE y Podemos

La edil, además, señaló que los diez millones previstos se podrían incrementar en los próximos meses con el importe de otras partidas que tampoco se puedan ejecutar tras la pandemia. En este sentido, los grupos de la oposición criticaron los recortes en inversión. «Quitan dinero a los vecinos y dan la espalda a los barrios», lamentó la portavoz del PSOE, Lola Ranera. «Nos tememos que el proyecto de la avenida de Cataluña se quede en uno de los cajones de Alcaldía», advirtió.

«No entiendo que se tenga que sacar dinero de las obras de los distritos que les pueden cambiar la vida a los ciudadanos y que además generan empleo», coincidió Fernando Rivarés (Podemos).

En cambio, el alcalde, Jorge Azcón, recordó que «las prioridades han cambiado». «Hacemos un esfuerzo muy importante para llegar donde no llegan otras administraciones», destacó, a la par que volvió a reclamar financiación. «Es escandaloso que aún no sepamos si va a llegar dinero del Gobierno de España», dijo el regidor, que amenazó sin concretar con tomar «otro tipo de decisiones» si se siguen sin concretar las ayudas estatales.

La liquidez a los negocios, en septiembre

Las pymes y autónomos beneficiados por el plan de microcréditos impulsado por el gobierno PP-Cs podrían obtener la liquidez en septiembre. Así lo aseguró la vicealcaldesa, Sara Fernández, que apostó por llevar a cabo una tramitación «muy ágil». En concreto, según el calendario previsto, los negocios interesados podrán solicitar la financiación a partir del mes de julio.

El plan prevé la inyección de diez millones de euros a hosteleros y comerciantes. Según los cálculos iniciales, podrían repartirse unas 1.200 ayudas de entre 5.000 y 10.000 euros.

Podrán recibir los microcréditos los autónomos y pymes de menos de diez trabajadores que se hayan visto obligados a cesar su actividad durante el estado de alarma o que, pese a seguir trabajando, hayan sufrido una caída de ingresos superior al 50%. Las ayudas tienen una carencia de 6 meses, al 0% de interés y un periodo de amortización de hasta 5 años.

Etiquetas
Comentarios