Despliega el menú
Zaragoza

coronavirus

Los barrios de Zaragoza van librándose lentamente del virus

Venecia, La Bombarda o Casetas son las zonas donde hay más pacientes con sospechas de contagio, pero la 'tasa de frecuentación' ha descendido drásticamente en todos los distritos en el último mes.

Calentamiento antes del paseo en el centro de salud Rebolería
Calentamiento antes del paseo en el centro de salud Rebolería

Hay que permanecer alerta, sobre todo ante el riesgo de rebrotes, pero el mapa del coronavirus en Zaragoza es esperanzador. Si hace cuatro semanas muchos de los barrios y sus centros de salud lucían en rojo como símbolo de alerta, ahora la llamada ‘tasa de frecuentación’ del virus en la capital aragonesa es mucho menor y, por tanto, más positiva. En la web del Ayuntamiento se hacen públicas las gráficas que hace la Cátedra de Territorio, Sociedad y Visualización Geográfica del Ayuntamiento de Zaragoza, con diferentes variantes sociodemográficas, con la base de los datos que brinda el área de Sanidad del Gobierno de Aragón. Las cifras, además, se plasman en un mapa en el que puede verse el número de casos que, semana tras semana, se han ido detectando en los distintos centros de salud. En esta última oleada las cifras corresponden a la semana del 15 al 22 de junio, esto es, justo los últimos siete días antes de que se abandonara la "desescalada" y se regresara a la presente "nueva normalidad".

Analizando el acumulado, desde que se inició la pandemia, se comprueba que la Bombarda (2.251 casos por cada 100.000 habitantes), el Actur (2.453), Rebolería (2.020) y San Pablo (2.068) son las zonas que más han sufrido la covid y que más casos han notificado en relación al número de habitantes que se atiende en cada centro sanitario. También son elevados y destacados los datos del área de la avenida de Cataluña (1.785), Venecia (2.447, aunque hay distintos registros para Torrero y La Paz), Las Fuentes (1.846) y el paseo de Sagasta (1.762). No obstante, si se analiza el filtro únicamente de la última semana se comprueba que apenas hay casos nuevos de pacientes infectados o con sospecha de estarlo. El mapa de variación de la situación entre el 15 y el 22 de junio, en plena fase 3 de desescalada, presenta una inopinada mejoría y tan solo algunas zonas de Venecia, Valdespartera y La Bombarda, así como el barrio rural de Casetas amenazan esa prosperidad generalizada. La mejor ‘nota’ en todas las gráficas se la llevan los vecinos del Oliver, los de Torre Ramona, Independencia o Fernando el Católico.

Estos datos no reflejan la incidencia real del coronavirus, ya que muchos casos no están confirmados en el laboratorio, pero sí son un buen indicador de cómo la pandemia ha recorrido el entramado urbano de Zaragoza.

Según los últimos datos, a fecha de 22 de junio, en la capital aragonesa hay una media de 1.468 personas infectadas o con sospecha de estarlo por cada 100.000 habitantes. Se trata de una variación porcentual de la tasa de frecuentación del 2,8, mientras que en lo peor de la crisis sanitaria, por ejemplo en la semana más crítica de abril, del 4 al 11 de ese mes, este dato alcanzaba el 19,7.

Estos estudios de la cátedra de Territorio, Sociedad y Visualización Geográfica son especialmente útiles porque en ellos se pone en relación a los pacientes con el censo, la edad, la estructura poblacional e, incluso, los metros de vivienda media de cada uno de los barrios para obtener una fotografía lo más afinada posible de cómo la pandemia ha circulado por la ciudad.

El nivel de renta, el envejecimiento y las residencias pueden ser factores determinantes, pero hay que tener en cuenta -eso sí- que no se incluyen datos de los hospitales sino únicamente de 33 zonas básicas en las Salud Pública divide la capital aragonesa, que no se corresponden exactamente con la separación administrativa por distritos. De cualquier forma, sí queda comprobado que el coronavirus está teniendo una incidencia desigual en los barrios de Zaragoza, donde la tasa de afección ha llegado a ser hasta diez veces mayor en la zona de La Bombarda que en el Oliver, por ejemplo.

El nivel de renta y el envejecimiento de la población son algunos de los factores que influyen en esta clasificación. También afectan las residencias de ancianos en las que hizo estragos el virus, así como el sistema de notificación que empleen en cada centro de salud.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios