Despliega el menú
Zaragoza

El concejal del PP que insultó a Podemos sigue sin pedir disculpas ni dimitir tras la suspensión de un polémico consejo comarcal

El consejero comarcal de Tarazona y Moncayo, Eloy Valero, abandonó este jueves el Ayuntamiento turiasonense sin pronunciarse sobre una controversia que ha saltado al panorama nacional.

Arriba, efectivos de la Policía Local y la Guardia Civil, este jueves, a las puertas del Ayuntamiento de Tarazona. Abajo, el consejero comarcal Eloy Valero y el momento en el que se suspende la sesión del consejo comarcal.
Arriba, efectivos de la Policía Local y la Guardia Civil, este jueves, a las puertas del Ayuntamiento de Tarazona. Abajo, el consejero comarcal Eloy Valero y el momento en el que se suspende la sesión del consejo comarcal.
N. B.

La polémica suscitada por los graves insultos vertidos en las redes sociales contra miembros de Unidas Podemos por el consejero comarcal del PP deTarazona y Moncayo y concejal de Novallas, Eloy Valero, vivió este jueves un nuevo episodio que no va a ser el último. Valero siguió sin pedir disculpas ni dimitir tras la suspensión, en el Ayuntamiento de Tarazona, de un polémico consejo comarcal en el que el PSOE iba a pedir su dimisión por descalificaciones en las que tachaba de "cucaracha con patas" a Pablo Echenique y llamaba "guarras" a las militantes de la formación morada.

El consejo comarcal de Tarazona y el Moncayo fue suspendido en el último momento para evitar problemas de aforo y garantizar el cumplimiento de las medidas sanitarias por la covid-19. La moción socialista y su repercusión a nivel nacional suscitó el interés de vecinos y medios de comunicación.

La reunión había sido trasladada al salón de plenos del Ayuntamiento turiasonese ya que en la sede comarcal no hay espacio suficiente para garantizar la distancia entre los 25 consejeros. El problema surgió cuando una veintena de personas, entre ciudadanos y medios de comunicación, intentaron acceder al edificio municipal. En previsión del revuelo, en la plaza de España se encontraban dos patrullas de la Guardia Civil y una de la Policía Local, aunque en ningún momento se generaron momentos de tensión.

"Ha habido demasiada gente que quería entrar a la sesión. El consejo es público, pero no habíamos previsto esta situación porque nunca viene tanta gente, y el salón de plenos no cuenta con suficiente espacio para garantizar las distancias de seguridad de todos", explicó el presidente comarcal, el popular Alberto Val.

La junta de portavoces tomó la decisión, aconsejada por la secretaría-intervención, ya que se podría impugnar la sesión. En cuanto el presidente anunció la suspensión del pleno, Valero abandonó el Ayuntamiento y declinó realizar ningún tipo de declaración por el momento.

Por su parte, Pablo Echenique, en una entrevista en TVE, evitó entrar en polémicas indicando "que expresiones de este tipo por sí mismas se califican".

La moción hubiera salido adelante

El Partido Popular de la comarca condenó las declaraciones, pero el presidente de Tarazona y el Moncayo indicó que el sentido de su votación se sabrá en el próximo consejo, aunque sí aclaró que, si se produce la dimisión, "entraría el siguiente de la lista".

El portavoz socialista de la comarca y alcalde de Novallas, Jesús Fernández, lamentó que estas manifestaciones no dejan en buen lugar a un pueblo "donde hay gente respetuosa y solidaria".

Lo que sí está claro es que la moción hubiera salido adelante, ya que tanto Ciudadanos, que apoya el Gobierno del PP en la comarca, como Tarazona Plural confirmaron su respaldo a la iniciativa. "No estamos nada de acuerdo con esas palabras que son tan duras de reproducir, vamos a reprobar al consejero y a apoyar la moción porque hay líneas rojas que no se deben pasar", anunció Arturo Villalba, portavoz de Ciudadanos. Añadió que esta postura no tiene por qué generar ninguna tensión en el pacto de gobierno comarcal PP-Cs.

Antonio Lorente, portavoz de Tarazona Plural, calificó toda la situación generada como "un poco esperpéntica".

Bemonte y Lambán

A lo largo de este jueves dirigentes autonómicos opinaron sobre una controversia que saltó al panorama nacional. Desde Podemos Aragón exigieron la dimisión inmediata de Valero y reclamaron al PP que tomara "cartas en el asunto" y le expulsara.

El presidente aragonés Javier Lambán calificó las publicaciones como "auténticamente estremecedoras". "Yo entiendo que una persona capaz de escribir esos mensajes no debería estar en la política activa ni un minuto más y no sé si en otras actividades de la vida", afirmó.

El presidente del PP-Aragón, Luis María Beamonte, reconoció que eran "descalificaciones tremendamente desafortunadas" y que suponen "un auténtico error". "Se ha comprometido a pedir perdón, si alguien se equivoca y tiene la capacidad de rectificar, bienvenido sea", dijo.

Etiquetas
Comentarios