Despliega el menú
Zaragoza

ayuntamiento de zaragoza

Multa al edil Ignacio Magaña por circular con exceso de velocidad y sin seguro

El edil socialista, multado con 1.900 euros y la retirada de 4 puntos del carné, reconoce su "error" pero no dimitirá.

ignacio magaña
Ignacio Magaña, concejal socialista del Ayuntamiento de Zaragoza
HA

La Policía Local de Zaragoza interceptó la semana pasada al concejal del grupo municipal socialista Ignacio Magaña cuando circulaba con su vehículo particular sin el seguro obligatorio en vigor y a una velocidad que duplicaba la permitida. Por ello, los agentes propusieron una multa de 1.900 euros y la retirada de cuatro puntos del carné. Consultado ayer por este periódico, el edil asumió su «error» y no recurrirá la sanción, aunque descartó renunciar a su cargo en el Ayuntamiento.

Los hechos tuvieron lugar el pasado lunes día 8, cuando Magaña circulaba con su vehículo por el paseo del Canal, en la orilla del barrio de San José. Una patrulla del radar de la Policía Local pilló al edil a una velocidad de 68 kilómetros por hora por un tramo que está limitado a 30. Por este motivo, los agentes iniciaron un expediente sancionador por un importe de 400 euros que, además, supone la retirada de cuatro puntos del carné de conducir.

Al proceder a su identificación para ejecutar la sanción, los policías comprobaron, además, que Magaña circulaba con el seguro obligatorio del automóvil caducado. En este caso, la sanción administrativa alcanza los 1.500 euros, sin detracción de puntos, aunque sí supuso la inmovilización y traslado del vehículo del concejal al depósito municipal.

Magaña reconoció los hechos y pidió disculpas por lo ocurrido, que atribuyó a un «despiste». En el caso del exceso de velocidad, el edil asumió que circulaba a más del doble de lo permitido, aunque quiso aclarar que se trata de un tramo que «hace poco ha pasado de estar limitado de 50 a 30 km/h».

Respecto a la ausencia de seguro obligatorio en vigor, el concejal expuso un «cúmulo de circunstancias» para explicar lo que, a su juicio, fue una «metedura de pata». En concreto, Magaña relató que su vehículo particular llevaba «meses parado en el concesionario porque salió malo» y estaba a la espera de que le dieran uno nuevo. Mientras tanto, según el edil, ha utilizado un coche de sustitución proporcionado por el propio concesionario.

«Fue un despiste»

En un momento dado, según su versión, desde la empresa le solicitaron que devolviera el coche de alquiler, por lo que, mientras recibía otro de cortesía, volvió a utilizar el suyo por unos días, sin darse cuenta, asegura, de que no contaba con el seguro en vigor desde el mes de enero. «No caí, fue un despiste», argumentó Magaña, que explicó que el concesionario no le avisó de esta circunstancia.

«Jamás circularía sin seguro de forma consciente, en casa tenemos otro vehículo que utiliza mi mujer y tiene todo en regla», defendió el político socialista. De hecho, apuntó que tras la «sorpresa» que le hicieron saber los agentes, activó el seguro «al instante». Por todo ello, Magaña rechaza renunciar a su cargo como concejal de Ayuntamiento. «Fue un fallo administrativo, asumo mi error, pero me ha pasado lo que le puede pasar a cualquiera». El edil aclaró que durante los hechos no se identificó ni intentó hacer valer su cargo, aunque señaló que uno de los agentes sí que le reconoció.

Etiquetas
Comentarios