Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

medio ambiente

Geranios, petunias y begonias, las reinas del verano en Zaragoza

Hasta 12.ooo plantas "con floración y valor ornamental" se están colocando esta semana por toda la ciudad. La fiebre por la 'xerojardinería' va descendiendo y las composiciones en los "espacios singulares" se modernizan.

Los jardineros llevan dos semanas trabajando a destajo en casi todos los parterres.
Los jardineros llevan dos semanas trabajando a destajo en casi todos los parterres.
Daniel Marcos

Lo hemos visto la última semana: de un calor tórrido se ha pasado a un bajón de temperaturas y bastante cierzo. Zaragoza no es una ciudad cómoda para echar raíces ni siquiera cuando se trata de seres vegetales. Estos días los jardineros municipales están sembrando más de 12.000 plantas decorativas por toda la ciudad que deberían lucir, al menos, hasta que llegue el otoño. ¿Cuáles son las más apropiadas y cuáles las más abundantes a orillas del Ebro?

A las plantas que florecen en esta época, como son los rosales o las aromáticas (tomillo, lavanda, romero o santolina, entre muchas otras) se suman las que Parques y Jardines ya ha comenzado a distribuir por las zonas verdes y parques de la capital. Geranios, petunias y salvias son solo algunas de las especies que se plantan estos días, en una operación de ‘embellecimiento’ de las zonas verdes que coincide con el fin de la desescalada. El plan de acción municipal alcanza más de 2.500 m² de superficie en parques y plazas, pero también en parterres y jardineras móviles.

"Las flores que se eligen son resistentes a las altas temperaturas y aportan un plus estético y ornamental a las zonas donde se colocan", explican los técnicos municipales, que no ocultan que el mantenimiento y la conservación, sobre todo de los macizos de flor, son más exigentes en esta época del año. A veces no funciona correctamente el riego por goteo (por aspersión se puede estropear la flor e incluso los sillares de los monumentos), otras veces son los perros los que desbaratan las composiciones o, incluso, algunos ciudadanos de mano larga se llevan plantas para sus propias macetas.

Hace unos pocos años afloró en Zaragoza la fiebre por la llamada ‘xerojardinería’, pero parece que poco a poco, con su discutible resultado en la traza del tranvía, se ha ido abandonando esta moda. La técnica trata de minimizar el uso de agua y, por ejemplo, responde a lo que podía verse en Gran Vía con las mantas antihierba, piedras blancas y cintas asilvestradas, pero el Consistorio hace un par de años prefirió volver a especies “con floración y valor ornamental". Parece que se abandonó aquel experimento, aunque figura recreado en las infografías de los futuros quioscos de la ciudad, que -como las marquesinas del tranvía- muestran techos ajardinados.

PARTERRES DE FLORES BIEN CUIDADOS EN EL BULEVAR DE PASEO CONSTITUCION / 08-03-2014 / FOTO: ARANZAZU NAVARRO [[[HA ARCHIVO]]]
Los parterres de Constitución, de los mejores cuidados de la ciudad.
A. Navarro

De vuelta a las plantas con flores, ¿cuáles son las reinas de las estaciones de primavera y verano? Aunque no haya como en Córdoba visitas por los patios, los zaragozanos parecemos tener especial predilección por los geranios. Es habitual verlos en los macizos de la puerta del Carmen y, también, en algunos de los maceteros colgantes de la calle de Alfonso I o en las jardineras elevadas de la plaza del Pilar. “Son muy resistentes y hay mil variedades, incluso algunos que simulan hiedra, lo que los convierte en una de las especies preferidas en época estival”, explican los jardineros.

A su lado en el podio zaragozano estarían las begonias, que acostumbran a colocarse en zonas más sombrías. Su abundante floración y su luminiscencia las ha hecho ‘residentes’ en el bulevar central de Constitución, donde calculan que hay unas 5.000 plantadas y se imponen las de color rojo. “También en zonas en las que no incide el sol de forma directa combinan bien con las alegrías de la casa y con las petunias, reconocibles por su flor en forma de embudo”, afirman los expertos.

Si hubiera que completar el ranquin con otra especie más esta sería las salvias, que suelen verse en color rojo y azulado. Crecen en forma de espiga y son habituales en el parque del Oeste o en el parque Grande, donde se entremezclan con otros tipos como los tagetes, de flores amarillas o naranjas en forma de pompón.

Ese tercer puesto, no obstante, estaría muy disputado porque la lista de variedades, algunas llegadas incluso de Florida, México o Madagascar, es interminable. Los aficionados a la jardinería descubrirán por las calles pensamientos, capuchinas, cóleos, alisum, dalias senecios… Los requisitos principales para elegirlas es que sean vistosas y resistentes, y aunque muchas de ellas se plantan en solitario también abundan las combinaciones con plantas arbustivas. “En tiempos se hizo el cálculo de que puede haber unas 300.000 plantas de flor ornamentando la ciudad, pero es complicado dar una cifra certera”, explican desde el Ayuntamiento.

Petunias rosas en primer plano con el tranvía pasando de fondo.
Petunias rosas en primer plano con el tranvía pasando de fondo.
Daniel Marcos

La concejal de Servicios Públicos, Natalia Chueca, explica que "no solo se trata de plantar flores, sino de hacerlo, sobre todo en algunos puntos concretos, con un diseño y una composición que marque la diferencia". Desde su departamento informan de que ha sido necesario incorporar nueva tierra vegetal en algunos puntos para elevar las plantas y mejorara su visibilidad. Esta semana los jardineros han renovado las torres florales junto a la puerta del Consistorio y también algunas jardineras móviles del Casco Histórico (en Don Jaime I, la plaza de Sas o la calle de Salduba).

El Ayuntamiento tiene en consideración también una docena de ‘espacios singulares’ ( zonas como la Puerta del Carmen o la plaza de Santa Engracia) para los que busca “soluciones florales específicas”. Son espacios representativos de la ciudad, que se tratan con más mimo, y que suelen estar a la vista de todos los turistas. Estos espacios suman unos 615 metros cuadrados y, aunque la flor elegida no varía en exceso, sí que se hacen composiciones más ambiciosas y se repasan con más asiduidad que el resto de jardines.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión