Despliega el menú
Zaragoza

covid-19

Si la "tormenta perfecta" no lo evita, Aragón tendrá una caída récord de muertos por accidentes de tráfico

La Fundación Línea Directa estima en un 27% el descenso de los fallecidos en carretera en toda España, lo que en Aragón podría suponer unas 40 víctimas. Eso sí, advierte del peligro que se avecina los próximos meses-

Aragón
Obras de desdoblamiento de la N-232 en el término de Pedrola.
José Miguel Marco

El confinamiento y las medidas de restricción de movimientos que ha impuesto el estado de alarma declarado para frenar la covid-19podría suponer un descenso de hasta un 27% del número total de fallecidos por accidente de tráfico este año en España. O lo que es lo mismo, Aragón podría terminar 2020 con unas 40 víctimas mortales en el asfalto: serían 14 menos que el ejercicio pasado y representarían un nuevo récord a la baja.

Como ha advertido este lunes el director general de la Fundación Línea Directa, Francisco Valencia, durante la presentación de un informe sobre la siniestralidad en las carreteras convencionales durante la última década -en el que han colaborado los expertos en investigación y seguridad vial del Centro Zaragoza- se trata de “una previsión optimista”, basada en el notable descenso de los accidentes desde el pasado 15 de marzo. De hecho, según los últimos datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), entre el 1 de enero y el pasado 21 de mayo, en la red viaria de la Comunidad se han registrado 15 fallecimientos, cuando en el mismo periodo del pasado año se contabilizaban 23 (ocho más).

Sin embargo, Valencia ha hecho una llamada a la responsabilidad y ha advertido de lo que ha denominado una “tormenta perfecta”. “La reducción de los desplazamientos ha tenido hasta ahora un efecto positivo en la siniestralidad vial. Pero hemos empezado a detectar síntomas preocupantes a medida que se ha ido recuperando el volumen de tráfico. Hay como cierta ansiedad por volver a conducir y eso puede ser peligroso”, ha dicho. “Y tenemos el verano por delante -ha añadido-. Si el menor uso de transporte público como el tren por el riesgo de contagio se traduce en una mayor uso del coche, y si a eso añadimos el previsible incremento del turismo doméstico por carretera, con una red en la que como consecuencia de la crisis económica se va a invertir menos, desgraciadamente, no encontramos con la tormenta perfecta”, ha aclarado.

Aragón, fuera del ‘TOP-10’ de siniestralidad

El estudio de Fundación Línea Directa y Centro Zaragoza, ‘Carreteras convencionales: el agujero negro de la seguridad vial’, ha permitido identificar los cinco puntos más peligrosos de las carreteras españolas. Y ni entre esos cinco ni entre los diez primeros figura ningún tramo de la red aragonesa. Por orden de riesgo para los usuarios, atendiendo al número de accidentes registrados y el volumen de tráfico que soportan a diario, los principales puntos negros estarían en el tramo del km 5 al 8 de la CV-821, en Alicante; el tramo del km 1 al 4 de la CV-670, en Valencia; el tramo del km 2 a 5 de la GR-3304, en Granada; el tramo del km 104 al 107 de la PO-311, de Pontevedra; y hasta cinco puntos negros repartidos por la N-634, entre Guipúzcoa y Vizcaya.

Según el informe de siniestralidad en la red convencional, Aragón es junto a Castilla-La Mancha, Navarra y Extremadura, una de las Comunidades más seguras. Así, la tasa de accidentes, que se basa en el número siniestros por kilómetro de carretera, es aquí del 0,06, cuando la media nacional es del 0.23. Cataluña (0,48) y Madrid (0,45) serían las regiones con peores resultados.

A la hora de establecer las medidas que contribuirían a frenar el número de muertes en carreteras secundarias, el estudio fija en primer lugar los desdoblamientos. Y es aquí donde el director director general de la Fundación Línea Directa, Francisco Valencia, no oculta su preocupación, ya que no descarta que, debido a la difícil situación económica del país tras la covid-19, se frenen obras ya en marcha como el desdoblamiento de la N-232 entre Figueruelas y Mallén, o definitivamente caigan en el olvido otros como el de la N-II en su tramo aragonés.

Etiquetas
Comentarios