Despliega el menú
Zaragoza

tribunales

Acepta ser expulsado a su país por abusar de dos niñas en un restaurante de Zaragoza

Al acusado, que lleva diez meses preso en Zuera, se le impondrá una pena de 4 años de cárcel que será sustituida por la expulsión a Pakistán.

El acusado, con sudadera burdeos, durante el juicio que tuvo que suspenderse en enero.
El acusado, con sudadera burdeos, durante el juicio que tuvo que suspenderse en enero.
HA

El dueño de un restaurante de Las Delicias reconoció este martes la acusación de abuso sexual a dos niñas que le atribuía la Fiscalía y aceptó ser condenado a cuatro años de prisión, pena que le será conmutada por la expulsión a Pakistán, su país de origen. El acusado, Bu A. H., fue detenido el 15 julio de 2019 tras ser denunciado por familiares de las menores, que en ese momento tenían 6 y 7 años, respectivamente, y desde entonces permanece en prisión provisional.

El juicio se fijó para el pasado mes de enero, pero tuvo que ser aplazado, ya que la abogada del acusado, María Pilar Halda, hizo ver al tribunal que las grabaciones de las declaraciones que prestaron las menores ante el juez que instruyó la causa apenas se entendían. El presidente de la Sección Primera, Alfonso Ballestín, suspendió la vista para que los técnicos intentaran depurar el sonido.

Sin embargo, ayer no hubo ocasión de comprobar la calidad de las grabaciones, ya que la letrada y el representante del Ministerio Público llegaron a un acuerdo y hubo una conformidad. El acusado, que durante todo el proceso había negado los hechos, los reconoció con la condición de que lo expulsaran a su país. Según explicó su abogada, Abu A. H. no habla nada de español y en el módulo de la cárcel de Zuera, en la que lleva diez meses, no se comunica con nadie ni ha aprendido el idioma.

El problema de comunicación también fue alegado por la letrada en la vista que se suspendió argumentando que el día que fue detenido le comunicaron sus derechos telefónicamente y no se enteró de lo que le decían y que la intérprete no conocía palabras como «exhibicionismo». Estas y otras cuestiones le llevaron entonces a pedir la nulidad del proceso, al entender que se había hecho «sin garantías», y que la causa se empezara a instruir desde el principio.

Este martes, una intérprete de urdu le explicó los pormenores del acuerdo y los aceptó. Ahora permanecerá en prisión cumpliendo la condena en España hasta que se decida su expulsión.

Los hechos ocurrieron el pasado mes de julio en un restaurante de kebab del barrio de Las Delicias. Al establecimiento habían acudido varias familias para comer y, en un momento determinado, las niñas se pusieron a jugar al escondite en el local y, al parecer, entraron y salieron varias veces de los aseos. En una de ellas, según mantenía la Fiscalía, el acusado, Abu A. H., entró en los servicios y, por encima de la ropa, hizo tocamientos a las pequeñas en sus partes íntimas. Además, una de ellas dijo que le había enseñado el pene.

Para el Ministerio Público, estos hechos constituían un delito de abusos sexuales a menores de edad y solicita para el acusado ocho años de prisión, petición que ayer rebajó a cuatro.

Etiquetas
Comentarios