Zaragoza
Suscríbete por 1€

movilidad

Los ciclistas piden ayudas directas para la compra de patinetes y bicicletas

El recorte de plazas del transporte público obliga a fomentar el uso de vehículos de movilidad personal. En Lombardía o la Comunidad Valenciana ya se están subvencionando y entidades como Pedalea lo han planteado al Ayuntamiento de Zaragoza

SEDE CENTRAL DE IBERCAJA ( ZARAGOZA ) / CORONAVIRUS / 05/05/2020 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]] [[[HA ARCHIVO]]]
Una trabajadora se desplaza en bici por el centro de Zaragoza en plena pandemia.
Oliver Duch

El acuerdo en que hay que lanzar un plan para impulsar la movilidad peatonal y el uso de la bicicleta es unánime. Los colectivos ciclistas van un paso más allá y sugieren que se adopten medidas de apoyo a la compra de bicicletas, como las ayudas directas que ya se están dando en Italia o Alemania (de hasta 500 euros), los bonos para la puesta a punto de bicicletas en Francia (de hasta 100) o las más comedidas subvenciones que pondrá en práctica en junio la Comunidad Valenciana, que oscilan entre los 75 y los 250 euros.

Desde Pedalea instan al Ayuntamiento a la puesta en marcha, “en colaboración con otras instituciones, de un plan de ayuda para la compra de bicicletas eléctricas y mecánicas” y sugieren -como un mero ejemplo- una ayuda de 100 euros para adquirir una bicicleta convencional y de 250 para una eléctrica. Esta propuesta forma parte de otras muchas que las principales entidades ciclistas de la ciudad (Bielas Salvajes, Zaragoza en Bici y la citada Pedalea) han enviado al Consistorio con medidas para replantear el espacio público e impulsar los desplazamientos limpios.

El área de Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza presentó esta semanas sus iniciativas en la llamada ‘Comisión por el futuro’ para afrontar la nueva situación post-pandemia, que obligará a cambiar muchas de las rutinas cotidianas. La actual limitación de aforos en el transporte público (funcionan al 50%) hace que haya 200.000 desplazamientos diarios a los que se tienen que buscar una alternativa, en la que -según fuentes municipales- tratarán de minimizar que esa opción sea el vehículo privado. La concejal de Servicios Públicos, Natalia Chueca, avanza que se priorizarán los desplazamientos individuales, por precaución y para evitar contagios, y que se fomentarán también la movilidad sostenible y no contaminante. "La seguridad sanitaria y el distanciamiento social son prioritarios pero no debemos dejar de lado la importancia de la sostenibilidad y la calidad de aire”, explica la edil popular.

Antes de la crisis de la covid19 había unos 1.720.000 desplazamientos diarios en Zaragoza, de los cuales el 46% se hacían a pie, en bicicleta y patinete apenas el 3%, un 24% en transporte público y un 27% en privado. El Ayuntamiento tratará de invertir estas tendencias atendiendo también a lo que está sucediendo en otras ciudades: en Berlín, por ejemplo, las limitaciones de aforo de buses y trenes están llevando a que el 50% de los ciudadanos opte por caminar y el 30% use la bici. Es cierto que en Alemania hay más tradición de ‘ciclismo urbano’, pero Zaragoza es una ciudad propicia para este tipo de desplazamientos habida cuenta de su extensa red (unos 135 kilómetros) de carril bici.

Los colectivos ciclistas plantean que esta malla básica siga extendiéndose y, de hecho, presentan listados de carriles necesarios que irían por el eje del paseo de Pamplona y de María Agustín, por la zona de Cesáreo Alierta y la carretera Castellón hasta La Cartuja, pues “conectaría con varios carriles con polígonos industriales”. También insisten en que autorizar su paso por la traza del tranvía facilitaría muchos los desplazamientos por la plaza de España y la zona de Murallas, y aún aguardan inversiones en Puerta Sancho, Gómez Laguna, Pablo Picasso, Duquesa Villahermosa...

En otras ciudades se crean carriles bici provisionales en las calzadas.
En otras ciudades se crean carriles bici provisionales en las calzadas.
Zaragoza En Bici

En ciudades como Barcelona o Pamplona se han implantado carriles bici provisionales para frenar el posible incremento del uso del coche y desde Pedalea entienden que cualquier medida se debe hacer “tomando espacio de la calzada para desincentivar el uso del automóvil y preservar los derechos del peatón”. El Ayuntamiento ya ha recogido este guante con su anuncio de que los nuevos aparcamientos para motos, bicis y patinetes serán siempre en la calzada, “al estilo de lo ya realizado en el entorno de la plaza de los Sitios”, explican, mientras subrayan su compromiso de pasar de 5.150 plazas de aparcamiento a unas 10.200.

También en Zaragoza en Bici apuestan por seguir implantando el aparcamientos los vehículos de movilidad personal en las calzada (aportan incluso ideas de diseño) y solicitan que se permita ir a los ciclistas por algunos carriles bus. “Se podría estudiar en avenidas donde los autobuses circulan en sentido contrario al tráfico general como en la avenida de Madrid, en Conde de Aranda o San José. Permitiría una mayor permeabilidad, siempre garantizando la seguridad y que no perjudique al transporte público”, explican.

Por su parte, desde el colectivo Bielas Salvajes sugieren redoblar esfuerzos en la pacificación de vías (reduciendo la velocidad hasta los 20 km/h en algunas calles) porque los patines y las bicis son “los modos de desplazamiento más seguros en las condiciones actuales de alarma y distanciamiento social”, justifican. “La efectividad de esta medida para transformar la movilidad se da en los desplazamientos al trabajo de lunes a sábado. Asumir estos avances durante el fin de semana solo tiene incidencia sobre el ocio o la práctica deportiva”, argumentan.

Las tareas de desinfección del servicio Bizi se han intensificado estas semanas.
Las tareas de desinfección del servicio Bizi se han intensificado estas semanas.
Toni Galán

También proponen que el Bizi ofrezca sus primeros 30 minutos de forma gratuita para fomentar su uso, si bien en Pedalea resaltan la importancia de que en el servicio se extremen las tareas de desinfección e higiene. Por último, todas las plataformas coinciden en la necesidad de mejorar la coordinación semafórica para evitar la acumulación de bicicletas y peatones en los cruces. También consideran oportuno que se pueda hacer un convenio con el comercio local y de proximidad, puesto que muchos son los trabajadores (no solo repartidores) que echan mano de la bici para acudir a sus puestos.

Desde el área de Movilidad del Consistorio plantean un escenario ideal en el que los desplazamientos cortos (de 1 a 2,5 kilómetros) los ciudadanos deberían optar por caminar. Si el trayecto llega a los 5 kilómetros, lo mejor sería usar vehículos de movilidad personal como la bicicleta. En distancias mayores, de hasta de 10 kilómetros, recomiendan el ciclomotor, la motocicleta o la bicicleta eléctrica serían opciones aconsejables. Por descontado, también piden que se siga usando el transporte público, en el que “se hacen desinfecciones diarias de todos los vehículos y es obligatorio el uso de mascarillas”, recuerdan.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión