Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Cierra el albergue provisional de Tenerías al reubicar a sus últimos usuarios 

Las últimas 33 personas que estaban allí alojadas con motivo del confinamiento decretado por la crisis de la covid-19 han sido trasladadas, 20 de ellas al Refugio y otras 13 al albergue municipal de la calle Alonso V. Otras treinta han encontrado trabajo en la recogida de la fruta.

Zaragoza
Cierre del Pabellón de Tenerías
Guillermo Mestre

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha asegurado que ninguna de las noventa personas que han estado alojadas en el albergue provisional que se instaló en el Pabellón de Tenerías y que cierra este viernes ha vuelto a la calle, ya que treinta han encontrado trabajo en la recogida de la fruta y las demás están siendo trasladadas a otros servicios. Este mismo viernes las últimas 33 personas que estaban allí alojadas con motivo del confinamiento decretado por la crisis de la covid-19 han sido trasladadas, 20 de ellas al Refugio y otras 13 al albergue municipal de la calle Alonso V.

Azcón y el consejero municipal de Acción Social, Ángel Lorén, han presentado en rueda de prensa el dispositivo de desmontaje del albergue provisional, que el alcalde ha calificado de "pequeño milagro" y que será desinfectado entre hoy y mañana, pero cuyo trabajo no acaba aquí, ya que se completará con un plan de inserción social de las personas que durante estos casi dos meses se han alojado en él.

Por lo tanto, según Lorén, este es el primer paso para un plan de alternativas para las 130 personas, según datos de Cruz Roja, que viven en la calle en la capital aragonesa. Esta crisis sanitaria, ha agregado el consejero, ha servido como "una oportunidad" para estas personas, que todas ellas han encontrado una "alternativa habitacional", en colaboración con las entidades sociales que trabajan con ellas, y también se pretende proporcionarles un empleo, que es fundamental para su inserción.

Según Lorén, todas las personas sin hogar de la ciudad han podido acceder a un servicio para pasar el confinamiento bajo techo y nunca, en los dos meses, se llegó a la saturación de los servicios. "Nadie que ha necesitado pasar la cuarentena bajo techo ha sido rechazado", ha enfatizado Azcón, quien considera que esto es "una magnífica noticia" porque habla de la fortaleza de los servicios sociales.

Y que el Ayuntamiento, ha lamentado, ha tenido que acometer "en solitario", puesto que no ha recibido ayudas para este fin, según ha dicho, ni del Gobierno de España ni del autonómico. El material utilizado en el albergue (somieres, colchones o ropa de cama) va a ser desinfectado y guardado en previsión de que se produzca otro rebrote de la pandemia y haya que volver a usarlo.

Etiquetas
Comentarios