Despliega el menú
Zaragoza

barrios de zaragoza

El pump-track de Parque Goya estrenará pronto iluminación

Zaragoza Deporte ya ha concluido las obras de la instalación eléctrica del recinto, cuyo uso todavía no está permitido en la fase actual de la desescalada.

Pump-track del Parque Goya
Pump-track del Parque Goya
Club BMX Goya

Hasta ahora, quienes hacían uso del circuito de pump-track de Parque Goya sabían que, en cuanto se ponía el sol, tenían que encender las luces de sus cascos o bicicletas. Estas instalaciones, puestas en marcha en diciembre de 2017, carecían de iluminación, por lo que cuando se hacía de noche la práctica deportiva podía resultar incluso peligrosa.

Sin embargo, esta situación tiene los días contados, ya que según han informado fuentes municipales, Zaragoza Deporte ya ha finalizado las obras de la instalación eléctrica del circuito y tan solo falta que Endesa realice un trabajo en la conexión eléctrica para que se haga la luz en el pump-track. Se trata de una actuación muy solicitada por los usuarios, especialmente de cara a los meses de invierno. “Que contara con iluminación era una demanda que teníamos desde hace tiempo. La hora máxima de uso es hasta las 22.00, pero en invierno desde las 18.00 ya no se ve”, comenta Óscar Cardo, miembro del colectivo vecinal del barrio y del club BMX Parque Goya.

Cardo, responsable del mantenimiento de la instalación, aplaude la buena disposición de Zaragoza Deporte, y espera que pronto puedan disfrutar del circuito con esta nueva mejora. “Hace cosa de un año y medio lo hablamos con los responsables de Zaragoza Deporte, hicieron la reserva económica y lo sacaron adelante”, afirma.

No obstante, tanto el club BMX Parque Goya como el consistorio recuerdan: todavía no se puede acceder al circuito debido a las restricciones en la actividad física durante la fase 1 de desescalada. “Este tipo de instalaciones deportivas todavía no se pueden utilizar, puesto que no hay forma de controlar el aforo”, señalan desde el Ayuntamiento. Y es que, a pesar de ser un espacio al aire libre, los accesos son totalmente abiertos y no hay una forma efectiva de limitar su uso, por este motivo la policía precintó las entradas del pump-track.

A pesar de ello, los cerca de dos meses de encierro han hecho que a muchos les pique otra vez el gusanillo y ya han preguntado a los responsables del circuito cuándo podrán usarlo. “En general, la gente es respetuosa, aunque tienen muchas ganas de poder entrar”, asegura Cardo.

Esta actuación, que también comprende la iluminación de las pistas de baloncesto, fútbol sala y balonmano adyacentes, fue adjudicada el pasado mes de diciembre por el Consejo de Administración por un importe total de 53.356,44 euros.

“Se han realizado tres zonas individualizadas para que solo esté iluminada la que esté en uso”, señalan desde el club de BMX. Por cuestiones de eficiencia energética, como ya se hizo en el potrero de Arcosur, las luces se encienden mediante un pulsador y permanecen así durante un periodo de tiempo establecido. Después, se apagan automáticamente.

Buena acogida tanto dentro como fuera del barrio

Desde que se puso en marcha, el pump-track de Parque Goya ha tenido una “muy buena acogida” entre vecinos del barrio y otras zonas de la ciudad. “También acuden desde el Actur, de Delicias, Vía Hispanidad o Torrero. Los que pueden venir en bicicleta lo hacen así y los que no, vienen en tranvía”, explica Cardo.

El germen de este circuito se remonta a 2013. La Asociación de Vecinos de Parque Goya y un grupo de aficionados al BMX se propusieron crear un circuito de bicicletas para esta modalidad en un terreno a precario. Cuatro años después, el Ayuntamiento de Zaragoza financió su asfaltado y se creó un convenio de colaboración entre Zaragoza Deporte y el colectivo vecinal. Gracias a este convenio, el club también ofrece a los usuarios charlas y talleres de perfeccionamiento y reparación de bicicletas, entre otras cosas.

Tanto el club como la asociación de vecinos han manifestado en varias ocasiones que las instalaciones son “todo un éxito” en el barrio, y aunque no manejan cifras concretas de usuarios, aseguran que el circuito suele estar muy concurrido. “Cualquier fin de semana por la mañana, hasta la hora de comer, se pueden juntar tranquilamente una treintena de personas”, concluye Cardo.

Etiquetas
Comentarios