Zaragoza
Suscríbete por 1€

coronavirus 

Una zaragozana atrapada en Brasil: "Puedo coger el coronavirus de camino a España y ni enterarme"

La zaragozana Carolina Salas vuela este lunes de São Paulo a Lisboa en un vuelo comercial que le ha costado 3.700 reales (unos 600 euros), tras cancelarle la aerolínea tres vuelos anteriores a causa de la pandemia.

La zaragozana Carolina Salas, con mascarilla, en Brasil.
La zaragozana Carolina Salas, con mascarilla, en la ciudad de Laguna, en el estado de Santa Catarina (Brasil).
C. S.

Carolina Soriano, residente en Zaragoza y natural de Laguna, un municipio costero del estado de Santa Catarina (Brasil), cruzó el charco el pasado 6 de marzo para conocer a su familia después de 20 años viviendo en España. "Volé de Barcelona a Roma y de Roma a Sao Paulo, en Sao Paulo cogí un autobús de 13 horas hasta Criciúma, allí me vino a recoger mi primo y ya me quedé en su casa. Hace unas semanas fui a visitar a otra tía y preferí quedarme con ella en un pueblecito en el que apenas hay contagios. Aquí en Brasil está habiendo muchos muertos, pero tengo suerte de que en la zona en la que estoy no se han dado casos…", contaba hace apenas unos días esta zaragozana.

Este domingo, desde un hotel de Sao Paulo, Carolina explicaba sus periplos para salir del país por cuenta propia. El pasado viernes decidió marcharse a la gran urbe brasileña para tratar de coger un avión que le llevará hasta Portugal. Le ha costado 3.700 reales (en torno a 600 euros) y es -dice- su "última" oportunidad de poder volver a Zaragoza, después de perder ya tres vuelos de regreso que le fueron cancelados en los meses de abril y marzo. 

Cuenta que la incertidumbre entre quienes se quedan en Brasil es cada día mayor, conforme aumenta el número de contagios en el país y crece la división política por la "inacción" de Bolsonaro

"Tenemos un grupo de Whatsapp y escribimos una carta a la embajada, consulados y medios de comunicación contando a todo el mundo que estamos muchas personas atrapadas -mayores, enfermos y niños- deseando volver y pidiendo un vuelo de repatriación como se ha hecho en otros países, pero nos dicen que hasta que no cierren la frontera brasileña no lo van a hacer. Ponen la excusa de que están vendiendo muchos vuelos, pero también estos son cancelados continuamente. Hay personas que han comprado hasta tres itinerarios y todos los han perdido. Son vuelos de 800, 1000 euros e incluso más", asegura esta joven de 27 años.

Para poder coger este avión a Lisboa, esta zaragozana se desplazó en autobús de Florianópolis hasta el Aeropuerto Internacional de São Paulo, después de comprar un billete de avión que usará este mismo lunes para llegar a Madrid. "Una vez en Lisboa, estaré cuatro días en un hotel y de allí cogeré un autobús de Alsa hasta Madrid", señala.

La propia embajada les aconsejó en un correo electrónico que aprovecharan cualquier vuelo con destino a Europa que saliera estos días de Brasil, donde no hay vuelos directos a España. "Nos mandó antes de ayer un mensaje el consulado poniendo las tres aerolíneas que están volando ahora. Una de ellas tengo certeza de que lo está haciendo, pero también decían que estos vuelos están más baratos incluso que antes del confinamiento y no es cierto... De 800 euros no baja ningún vuelo a Europa y muchos son muchísimo más caros", puntualiza. 

Su familia, con la que mantiene contacto a diario estos días para informar de su situación, le ha prestado el dinero para poder coger ese vuelo de regreso a casa. "Hablo todos los días con mi madre, que está muy preocupada y quiere que vuelva ya... Yo ahora mismo no tengo dinero ninguno, aproveché que se me acabó el contrato de trabajo para venirme aquí a conocer a la familia y pensaba volver en 20 días a España y entrar en otro trabajo. Me habían ofrecido dos empleos e incluso tuve la oportunidad de trabajar en la Opel justo antes de venirme aquí, pero ya me había sacado el billete y les tuve que decir que les llamaría al volver... Ahora no tengo ni idea de qué va a pasar, me imagino que cuando vuelva no encontraré ningún trabajo por mucho tiempo y ya me he quedado sin ahorros. Mi madre me está ayudando a pagar todo y me ha dado el dinero para irme a Sao Paulo en un vuelo que me ha permitido coger este otro avión de regreso", relata esta zaragozana, que tiene muchas ganas de volver a su ciudad y poder retomar así su vida, aunque le toque pasar primero un aislamiento de 14 días para evitar el contagio. 

"Tengo muchas ganas de volver a Zaragoza y estar en mi casa. Es más, cuando consiga volver, me pondré yo misma en cuarentena, estaré días encerrada sin ver a mi familia ni nada, por si acaso. También es un peligro volar ahora mismo, puedo coger el coronavirus de camino a España y ni enterarme… Tengo claro que al volver no veré a mis padres hasta pasado un tiempo y la verdad no tengo esperanza de que hayan repatriado a más gente", afirma. 

Carolina Salas, este domingo, en el aeropuerto de Sao Paulo.
Carolina Salas, este domingo, en el aeropuerto de Sao Paulo.
C. S.

Según indican fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores, los vuelos de repatriación solo se hacen en países en los que no hay otra forma de salir. "En Brasil siempre ha habido, aunque es verdad que no son vuelos directos", informan desde el Ministerio, al indicar que habiendo posibilidad de salir a través de vuelos comerciales, la embajada española no puede "entrar a competir" con las aerolíneas. "El embajador envió una carta a todos los españoles explicando la situación", concluyen.

Otra española atrapada en Brasil, con sospechas de "coronavirus"

A través del grupo de Whatsapp, Carolina ha mantenido contacto estos días con otra española atrapada en este país latinoamericano. Se trata de Orfa Hernández, natural de Vigo, otra afectada que se encuentra en estos momentos en Río de Janeiro con sus dos hijos y que teme estar contagiada por coronavirus. "Yo estoy en la parte de Mesquita y llevo desde el domingo pasado que me encuentro fatal… me lo tomé como una gripe porque llevo dos meses encerrada en casa, pero es que ayer no conseguía respirar, me fui al puesto de salud y me mandaron a un sitio de valoración que hicieron aquí en Mesquita e incluso salió en las noticias", explica. 

Atrapada en Sao Paulo con sospecha de coronavirus.
Atrapada en Sao Paulo con sospecha de coronavirus.
O. H.

Según expone en un mensaje de audio, esta residente española tiene una pequeña mancha en el pulmón, y la situación le preocupa al estar en compañía de sus dos hijos, de 1 y 13 años de edad. "Me dicen que no es grave y me han dado medicamento para cinco días. El test no me lo hacen porque no soy urgente y porque no hay, así me lo dijo el médico... Me quiero ir para España, pero no puedo porque veo que están cancelando vuelos y no me atrevo a comprar ya que solo tengo dinero para un billete...", confiesa esta mujer, que espera noticias de la embajada para poder regresar de forma segura a su residencia en España.

Hasta entonces, Orfa permanece aislada con su familia en la capital brasileña y cuenta que se reserva para cuando "se dignen a ponernos un vuelo" para volver. "Lo que no puedo es irme a Lisboa y al llegar allí aventurarme con mis hijos o irme a Francia... Ojalá lo pudiera hacer, porque así estaría en mi casa y estaría mejor que aquí -dice llorando-. Aquí tengo que estar aislada y con la mascarilla que me cuesta respirar... No tengo dónde aislarme porque no tengo familia y mis hijos tienen que estar conmigo en el aislamiento. Esta es mi historia", lamenta pidiendo ayuda.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión