Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza genera 3,8 millones de kilos menos de basura durante el periodo de confinamiento

Con el retorno de la actividad laboral se observa un aumento de los desechos, sobre todo en el sector de la construcción y en las zonas verdes

Un hombre arroja residuos en el punto limpio municipal de la avenida de Gómez Laguna.
Un hombre arroja residuos en el punto limpio municipal de la avenida de Gómez Laguna.
L. Uranga

El confinamiento impuesto para frenar los contagios de coronavirus y, sobre todo, la paralización de buena parte de la actividad laboral está teniendo numerosos efectos que no solo se están sintiendo globalmente a nivel sanitario y económico. La reducción de golpe del muchas veces frenético ir y venir de los ciudadanos también está sirviendo de respiro al maltratado medioambiente. En este sentido, Zaragoza registró, durante las tres primeras semanas de abril, un descenso del 20,6% en la cantidad de basura y desechos recogidos en el Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos (Ctruz), aunque tras la Semana Santa volvieron a incrementarse con el regreso a los puestos de trabajo.

Las restricciones decretadas por el Gobierno central durante el estado de alarma han facilitado que se generen menos desechos en muchos puntos del país. En concreto, en la capital aragonesa los servicios municipales recogieron, durante las tres primeras semanas de abril, 14.853.400 kilos de basura, frente a los 18.725.280 del mismo periodo del año anterior: más de 3,8 millones de kilos menos. Además, las limitaciones en la movilidad han contribuido a un drástico desplome de la contaminación del aire.

Las variaciones son especialmente significativas en aquellas cuestiones que tienen que ver con la paralización de la actividad no esencial. En el caso de las obras, se percibe un notable aumento de los desechos generados tras Semana Santa, justo cuando se retomaron este tipo de trabajos. Las primeras dos semanas del mes de abril se registraron, respectivamente, 86.020 y 62.280 kilos de cascotes y otros residuos de obra, mientras que del 13 al 19 de abril la cantidad recogida asciende a 128.560 kilos.

En los puntos limpios fijos –ya que los móviles permanecen fuera de servicio mientras dure la extraordinaria situación provocada por la covid-19– se han producido variaciones aún más drásticas, al pasar de los 10.840 kilos recogidos durante el periodo de Semana Santa a 202.660 kilos los siete días siguientes, un 94,6% más.

Los residuos provenientes de los parques y jardines de Zaragoza, que se volvieron a abrir después de un mes clausurados el pasado domingo 26 –el primer día en que el Gobierno central permitió las salidas de los niños menores de 14 años–, se han mantenido en cantidades bajas excepto en la última semana de abril, que han experimentado un notable repunte. Esto se debe, según apuntan desde el Ayuntamiento de la ciudad, a que se han intensificado las tareas de poda. Del 13 al 19 de este mes se generaron 182.440 kilos de residuos en las zonas verdes, frente a los 13.840 de las dos semanas anteriores.

Según recuerdan fuentes municipales, los trabajadores de los parques y jardines han seguido llevando a cabo tareas de mantenimiento básico y atendiendo las posibles incidencias o averías que pudieran producirse. Ahora, con la reapertura de estas zonas, se ha vuelto a organizar a la plantilla para prestar el servicio de forma más exhaustiva, con especial atención en la limpieza e higienización del mobiliario y las zonas de paso.

Más basura doméstica

No obstante, el mayor volumen de basura es siempre el que se genera en los domicilios particulares que, en este caso, ha experimentado un ligero crecimiento con el transcurso de los días de encierro. La primera semana de abril los servicios municipales de recogida de residuos cuantificaron casi 3 millones de kilos desperdicios de viviendas, 3,1 la segunda semana y más de 3,4 millones de kilos, la tercera.

Etiquetas
Comentarios