Despliega el menú
Zaragoza

coronavirus en aragón

Una zaragozana de 18 años llora la muerte de su abuelo por coronavirus y remueve conciencias en las redes

Tras ver las imágenes de algunos parques y plazas llenos de gente el pasado domingo y muy afectada por la reciente pérdida de su abuelo, Patricia Bueso decidía hacer una llamada a la responsabilidad ciudadana.

La zaragozana Patricia Bueso Lucea en una fotografía con su abuelo, que ha muerto recientemente por coronavirus.

Durante estos días en los que las redes echan fuego son miles las personas que aprovechan para hacer comentarios y valoraciones de todo tipo a través de estas plataformas. Pero tan solo algunas de ellas logran hacerse virales y cruzar el mundo, aunque como ya ocurriese en el caso de la joven Sofía y sus deberes, sus protagonistas no lo hubieran imaginado nunca. Es el caso del vídeo colgado por Patricia Bueso Lucea, una zaragozana de 18 años que, tras ver las imágenes de algunos parques y plazas llenos de gente en pleno estado de alarma el pasado domingo, decidió hacer una llamada a la responsabilidad ciudadana, lamentando en redes sociales la muerte de su abuelo por coronavirus

“Lo colgué este lunes a las 12.00 del mediodía y la repercusión ha sido impresionante”, asegura la joven todavía impactada con lo sucedido. Y no es para menos ya que menos de 24 horas el vídeo rozaba el millón y medio de reproducciones y sumaba más de 6.000 comentarios llegados de todo el mundo. "El domingo vi varias imágenes en instagram de plazas y parques llenos de gente, personas sentadas en los bancos como si no pasara nada… pero en ese momento no le di más importancia", recuerda.

Fue el lunes por la mañana, viendo algunas fotos con su abuelo, recientemente fallecido a causa del covid-19, cuando decidió compartir lo que sentía en ese momento con todo el mundo. “Mi abuelo, Pablo Lucea Serrano, murió el pasado 12 de abril en el hospital a causa del coronavirus”, explica. El zaragozano, que fue sastre toda su vida, además de árbitro internacional de baloncesto (llegó a pitar de pareja con Ildefonso Royo en Primera División, la actual ACB), enviudó cuando sus hijas –Pilar y Julia- todavía eran unas niñas pero las sacó adelante. "Para mí ha sido muy importante, venía a buscarme al colegio, me llevaba al parque, y casi siempre ha estado en casa con nosotros", explica la joven.

"No son simplemente números, son personas. Y hay que tratarlos con humanidad y respeto"

"La gente tiene que respetar a quienes seguimos en confinamiento, a los que siguen trabajando por nosotros y, sobre todo, a quienes ya no están", reivindica Bueso. Precisamente esto formaba parte del discurso central de su mensaje en redes sociales. "No son simplemente números, son personas. Y hay que tratarlos con humanidad y respeto", afirma.

En el vídeo, que no llega a los cuatro minutos, Bueso aparece profundamente afectada y, mirando a cámara, trata de explicar lo que sencillamente siente en ese momento. "Voy a empezar desde el principio para que entendáis por qué hago este vídeo… si puedo", comienza, antes de contar la historia de su abuelo. "Fue ingresado a principios de marzo en el Hospital Provincial de Zaragoza –por una afección respiratoria que padecía desde hace tiempo- un par de semanas antes de que se declarase el estado de alarma", relata.

Al recibir el alta, el pasado 20 de marzo, lo mandaron de vuelta a la residencia “sin realizarle ningún test ni ninguna prueba”, denuncia la joven. Tan solo unos días después comenzó con fiebre alta y, como indica el protocolo, lo colocaron en una habitación aparte hasta que tuvieron que llamar a la ambulancia. "En el hospital no quería comer y estaba muy cansado por lo que le sedaron y le pusieron una sonda gástrica, pero al despertarle, el 11 de abril, dijo que le dejaran en paz que se quería morir", relata la zaragozana en el vídeo mientras trata de contener el llanto. Esa misma noche, a las 4 de la madrugada, recibieron una llamada del hospital para confirmar que había muerto.

La zaragozana Patricia Bueso Lucea en una fotografía con su abuelo, que ha muerto recientemente por coronavirus.
La zaragozana Patricia Bueso Lucea, en una fotografía con su abuelo, que ha muerto recientemente por coronavirus.
HA
"No pude ir a despedirme de mi abuelo"

"Os cuento todo esto porque lo que vi ayer… yo no pude ir al hospital a despedirme de mi abuelo… y sin embargo estáis todos en la calle sin tener distanciamiento, sin guantes ni mascarillas, jugando con una pelota que están tocando todos o sentados en los bancos hablando como si no hubiera pasado nada", argumenta Buesa, que enseguida añade: "Yo no llevo 43 días en mi casa para que vengáis vosotros, no tengáis ninguna responsabilidad y vuelva a haber otro brote".

"Hay muchas familias, como la mía, que no se han podido despedir de sus seres queridos mientras vosotros estáis ahí. No es justo para nadie, ni para los que han muerto, ni para los que seguimos en casa metidos", concluye la joven a la vez que hace un llamamiento a la responsabilidad y el sentido común: "Sed precavidos y tened cuidado sino esto va a ser interminable". 

Etiquetas
Comentarios