Despliega el menú
Zaragoza

coronavirus

Aventureros temerarios e infracciones paralímpicas, más multas por la Covid-19

Una persecución que acaba con un motorista en el río Aranda, un senderista furtivo que ofrece consejos en Facebook para ascender al Moncayo de forma ‘segura’ o un ciclista becado por el programa olímpico que entrena ajeno al confinamiento. Las excusas son infinitas pero las denuncias siguen cayendo.

A punto de cumplirse un mes y medio de confinamiento, los hay que se aferran a cualquier excusa para salir de casa. La Guardia Civil y las distintas policías han visto ya de todo, pero en los últimos días se han topado también con varios aventureros temerarios. Gente que apelando a su legítimo derecho a la libertad y aprovechando que el resto sacrifica la suya para poner fin a la pandemia se echa al monte para disfrutar de una tranquila y solitaria ascensión al Moncayo. O deportistas con becas públicas que ignoran olímpicamente el estado de alarma de la Covid-19 para seguir entrenando como de costumbre. A ellos hay que sumar media docena de individuos que acumulan juntos nada menos que medio centenar de denuncias.

GOTOR: Queda a merendar con un amigo, huye de un control y acaba en el río Aranda

La excursión de 46 kilómetros que se hizo el pasado 24 de abril un joven de Maluenda para merendar con un amigo de Gotor acabó con una persecución policial y una zambullida en el río Aranda. Porque, a la altura de Illueca, el motorista, de 25 años, se topó con un control de la Guardia Civil y no se le ocurrió mejor idea que darse a la fuga por los caminos. Los agentes de Tráfico decidieron seguirlo con sus motos de carretera, pero tuvieron que abandonarlas y continuar la persecución a pie al ver que el fugado se introducía en una zona de maleza. El joven acabó enfangado en el cauce del río, de donde los agentes tuvieron que ayudarle a salir. Al pedirle la documentación, comprobaron que ni siquiera tenía licencia para circular en moto, por lo que fue detenido por desobediencia y un delito contra la seguridad vial.

TARAZONA: Un senderista presume en Facebook de su ruta furtiva por el Moncayo 

Los hay que adoptan todo tipo de prevenciones para evitar ser denunciados. Pero luego están los que no solo infringen la norma sino que presumen de ello en las redes sociales e invitan al resto a seguir sus pasos. Aunque sea por un parque natural como el del Moncayo, cerrado desde el pasado 14 de marzo. Así lo hizo un vecino de Tudela al que la Benemérita cazó gracias a la denuncia que interpuso el administrador de un portal digital especializado en montaña. Al parecer, este comprobó que un usuario había subido dos rutas realizadas durante el confinamiento: una al pico del Moncayo y otra a la Peña de Isasa (La Rioja). Y no solo incluía fotografías y vídeos, sino también comentarios del tipo: «Unas vistas espectaculares aquí en el Moncayo. Un día buenísimo. Tranquilidad, mucha». Tras una investigación, el aventurero de 29 años acabó siendo identificado y denunciado.

senderista moncayo
El vecino de Tudela que hizo la escapada al Moncayo colgó después fotos en su página de Facebook
Guardia Civil
TARAZONA: Cazan a un medallista paralímpico en pleno entrenamiento

La Guardia Civil sorprendió también saltándose el confinamiento al ciclista paralímpico de Tarazona Eduardo Santas. Lo hizo el pasado 23 de abril y al pedirle explicaciones, este alegó que era un deportista becado por el programa ADOP 2017-2020, destinado a paralímpicos con opciones de medalla, y no podía entrenar en casa. «Tras estar quince minutos dándoles papeles y explicando que era deportista profesional, me dijeron que lo entendían y que no me denunciaban e iban a ser flexibles y no me notificaron la denuncia ni me dieron ningún papel», comentó a EFE el propio medallista en Río de Janeiro y campeón del mundo de ciclismo en pista.

ZARAGOZA Y EJEA: Seis reincidentes que arrastran 50 multas: uno de ellos, a prisión

Ni una ni dos, diez y hasta doce veces han sido multados por incumplir el confinamiento alguno de los seis detenidos por desobediencia de los que ayer informaron Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local de Zaragoza. Todos arrastran al menos un par de arrestos y acumulan un total de 50 propuestas de sanción. Cinco de ellos son jóvenes de entre 18 y 27 años. Al preguntarle a dos en la calle de Ramón y Cajal dónde iban, respondieron que «donde les daba la gana». Pese a la reiteración, todos quedaron libres tras declarar ante el juez de guardia, salvo un vecino de Ejea de 45 años sobre el recayó una orden de ingreso en prisión.

La última hora de la Covid-19 en Heraldo de Aragón.

Etiquetas
Comentarios