Despliega el menú
Zaragoza

covid-19

El día a día del estado de alarma para los 35 internos del centro de menores de Juslibol

Los jóvenes que cumplen sus penas judiciales han tenido que cambiar sus rutinas, anular sus salidas y cancelar las visitas. De momento no hay casos ni entre ellos ni en el personal.

Un interno del centro de menores de Juslibol observa un cartel sobre el coronavirus.
Un interno del centro de menores de Juslibol observa un cartel sobre el coronavirus.
Heraldo

El día a día en el centro de menores de Juslibol siempre es complicado. Allí conviven los jóvenes que han cometido algún delito y a los que el juez condena a permanecer internos. Estos días, en plena pandemia mundial, a las duras circunstancias habituales se unen los condicionantes del confinamiento general que ha provocado el coronavirus, así como las medidas de prevención necesarias en cualquier centro en el que convivan muchas personas.

El estado de alerta ha cogido al antiguo reformatorio (ahora se llama Centro de Educación e Internamiento por Medida Judicial de Juslibol) con 35 internos entre sus paredes. De momento, han conseguido blindarse ante el coronavirus, algo muy importante en un centro en el que la distancia social y las medidas preventivas se tratan de imponer como norma, aunque el grado de éxito no siempre sea el esperado.

Ninguno de los internos ha dado positivo por covid-19. Uno estuvo aislado en su habitación por precaución, pero las pruebas dieron negativas. Tampoco ninguno de los profesionales que los atienden ha sufrido esta enfermedad. "A veces es difícil separar y evitar los contactos entre los internos, pero de momento todos están sanos", señala Francisco Aguelo, director del centro de menores.

Son menores de entre 14 y 18 años, aunque algunos superan esta edad al haber alcanzado la mayoría de edad durante su tiempo de condena. La mayoría son chicos (ahora solo hay una chica) y entran en el centro principalmente tras haber cometido algún robo con fuerza o intimidación. Según apunta su director, solo un 10% están por delitos graves, como homicidios, intentos de homicidio o agresiones sexuales.

Ahora, durante el confinamiento general de la población, las cosas han cambiado para ellos. Algunos ya tenían prohibidas o muy limitadas las salidas al exterior por el tipo de delito que cometieron, por lo que están algo más acostumbrados a la reclusión en el interior del centro. Otros sí que salían a diario para estudiar o entrenar en algún equipo de fútbol. Los fines de semana, además, el centro organizaba una excursión a algún sitio. Ahora todo eso se ha cortado.

Igual que ha pasado en la calle, los protocolos han ido cambiando. Al principio de la crisis sanitaria, sus familiares podían verles y hablar con ellos a través de un cristal. Ahora cualquier visita al centro está prohibida. Los profesores que acudían para impartir clases por la mañana tampoco vienen, por lo que ha habido que organizar actividades alternativas con la plantilla propia.

Dentro, los módulos de los internos se han tratado de aislar entre sí, creando una estanqueidad que impida un contagio masivo en caso de que entre el virus. Las comidas se hacen por grupos de ocho y con las mesas a una buena distancia entre sí. La separación real, en la práctica, no es tan sencilla. "Son adolescentes, están acostumbrados a abrazarse, chocarse, agarrarse por el cuello... Algunos lo entienden mejor que otros", admite Aguelo. 

Por si surgen algún caso, hay un espacio preparado para el aislamiento. Los nuevos ingresos pasan una revisión médica a las 24 horas de entrar y además, a partir de hora, se les hará una prueba de Covid-19 al séptimo día, antes de integrarlos con el resto del grupo.

En un centro en el que las riñas y las peleas son relativamente habituales, la conflictividad no ha ido a más pese al confinamiento, según su director. "Al revés, los chicos están más apaciguados", asegura. "El hecho de que fuera esté todo más parado hace que estén más tranquilos, ya que no sufren noticias que habitualmente les preocupan sobre su familia, sus amigos, sus novias... Y eso se nota", apunta.

Siga aquí toda la actualidad sobre el coronavirus.

Apúntate a nuestro boletín y recibe en tu correo las últimas noticias, claves y datos sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios