Despliega el menú
Zaragoza

Las rutas solidarias en la lucha contra el virus

Un centenar de taxistas distribuyen gratis batas y mascarillas elaboradas por vecinos y empresas. En lo que va de crisis han hecho 1.200 trayectos y ahora preparan el reparto de material escolar.

Miguel Ángel Perdiguero, a la derecha, y Jennifer Pinos, a su lado, recogen material en el Actur.
Miguel Ángel Perdiguero, a la derecha, y Jennifer Pinos, a su lado, recogen material en el Actur.
Guillermo Mestre

Miguel Ángel Perdiguero, taxista de Zaragoza, acude a la avenida de Gómez de Avellaneda a recoger a Jennifer Pinos, teleoperadora del Actur afectada estos días por un ERTE. No es una carrera cualquiera, y de hecho la bandera se mantiene subida. Es una de las más de 1.200 rutas solidarias que los chóferes de la capital aragonesa han llevado a cabo hasta la fecha de forma altruista para luchar contra la pandemia de coronavirus y sus consecuencias. En este caso, se trata del reparto en residencias de mayores de material de protección hecho por los propios vecinos.

"Voy a buscarla a las 9.00 y de allí pasamos por una decena de domicilios donde recogemos todo el material que han ido elaborando los vecinos del barrio", relata Perdiguero. Pinos coordina la red vecinal del Actur, que entre otras acciones solidarias se encarga de coser batas y mascarillas para luego distribuirlas por las residencias de mayores del barrio. "Contamos con más de 70 voluntarios y dos días a la semana pasamos por sus casas", explica.

Esta red de ayuda cuenta con la colaboración de empresas como Transaplast, Sumelcar, Aplast o Coímbra Pack, que les dan plásticos con los que luego elaboran las batas. "No es difícil, yo busqué vídeos en internet para ver cómo se hacían", comenta. Ahora, además, quieren comenzar con el reparto de deberes y material escolar entre los centros educativos y los hogares, en especial, de aquellos alumnos con más necesidades.

Para todo ello cuentan con un centenar de taxistas que han querido ofrecer su ayuda desinteresada -y su salvoconducto para circular por las calles- para luchar contra la pandemia. "Cuando nos llamaron no me lo pensé, estos días tenemos que ser solidarios y quería aportar mi granito de arena", comenta Perdiguero, que además es vicepresidente de la Asociación Provincial de Autotaxi de Zaragoza (Apatz), desde donde se coordinan, junto con las distintas emisoras, algunas de esta iniciativas.

Para hospitales y residencias

Además del apoyo a la redes vecinales del Actur y Parque Goya, entre otras, los taxistas también recogen pantallas y otros materiales de protección de empresas como Toldos Serrano y de plataformas como Coronavirus Makers Aragón, que luego se entregan al hospital Miguel Servet de la capital aragonesa. De igual forma, los taxistas se encargan de canalizar la solidaridad que se teje en los hogares en forma de bata y similares para luego entregarlas en el Mercado Central y en el hospital Provincial.

"Más de 60 compañeros hacen este tipo de servicios gratuitos, a los que hay que sumar otra treintena que llevan sin coste a médicos y enfermeros a atender a pacientes en sus hogares", detalla Mariano Morón, presidente de Apatz. Además, el sector ofrece trayectos a un euro para las personas mayores de 65 años que se tengan que desplazar a centros de salud, hospitales o farmacias. 

Pérdidas de 700.000 €

La demanda de taxis en Zaragoza ha caído un 85% desde que se decretó el estado de alarma por la crisis sanitaria del coronavirus. Ese desplome en los servicios, unido a la reducción de las tarifas, hizo que el sector perdiera durante el primer mes de confinamiento más de 700.000 euros, unos 400 euros por chófer. Así lo asegura, al menos, el presidente de la Asociación Provincial de Autotaxi de Zaragoza (Apatz), Mariano Morón, que vislumbra un futuro "muy negro" para los próximos meses y reclama ayudas a las administraciones públicas.

"Tenemos muy poco trabajo, seis o siete servicios al día como mucho", comenta el representante de los taxistas en la capital aragonesa, donde se ha establecido el turno alternativo, de forma que solo puede operar la mitad de la flota cada día, es decir, 888. Sin embargo, solo salen a la calle unos 600, ya que muchos son población de riesgo o están de baja. Aun así "sobran coches", asegura Morón, que lamenta en especial el bajón de la demanda durante los fines de semana.

En la actualidad, los sábados y los domingos solo pueden circular 444 coches cada día, pero el cierre de la hostelería y del ocio nocturno ha anulado la demanda. "La noche está muerta, y creo que para días tiene. Para nosotros es lo más importante, junto con las llegadas del AVE a la estación de Delicias, que también ha bajado un 90%", relata el presidente.

Ayudas y moratorias

De hecho, la mayoría de los clientes que ahora reciben los taxistas de la capital aragonesa tienen un perfil muy concreto: "Casi todos son personal sanitario o pacientes que van a los centros de salud o a los hospitales", explica Morón.

Mientras tanto, los taxistas confían en la llegada de ayudas para el sector, como la que el Gobierno central otorga a los autónomos. En este sentido, la asociación provincial canaliza el papeleo para solicitar, por ejemplo, la moratoria de tres meses en el pago de la hipoteca, ya que la mayoría todavía está pagando la licencia. "De 1.777 taxistas que somos, solo medio millar no habrá venido a hacer el trámite", explica Miguel Ángel Perdiguero, vicepresidente de Apatz. 

Regístrate en la newsletter de HERALDO y tendrás cada día toda la información sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios