Despliega el menú
Zaragoza

fauna

El Acuario de Zaragoza se prepara para un 'baby boom' en plena pandemia


Actualmente el equipo de biología se encarga del cuidado de más de 6.000 ejemplares entre peces, reptiles, anfibios, artrópodos y mamíferos.

Ranas venenosas punta de flecha.
Ranas venenosas punta de flecha.
Heraldo

En medio de un contexto tan complejo como el actual, en plena pandemia provocada por el COVID-19 que ha logrado paralizar el mundo, la vida sigue su curso en algunos lugares como, por ejemplo, en el Acuario de Zaragoza. Hoy, su equipo de biología se encarga del cuidado de más de 6.000 ejemplares entre peces, reptiles, anfibios, artrópodos y mamíferos y, además, se prepara para hacer frente a los nacimientos que se han comenzado a producir como ocurre como cada primavera.

Sin embargo, como ya ocurrió en el año 2015 cuando se produjo un auténtico ‘baby boom’ en la instalación zaragozana, todo apunta a que este año podría repetirse la hazaña. Por aquel entonces se reprodujeron hasta 30 especies - 15 peces, 11 reptiles, tres mamíferos y un artrópodo -en concreto, un insecto palo-, cuando la media anual ronda la veintena. “Este año ya hemos superado esta última cifra y todavía quedan varias semanas por delante”, asegura Javier González, zoólogo y director técnico del Acuario de Zaragoza.

Pez Óscar cuidando la puesta de huevos.
Pez Óscar cuidando la puesta de huevos.
Heraldo

Entre las especies que se han reproducido hasta ahora se encuentran los peces payaso, los gallipatos o las ranas dardo venenosas así como las rayas leopardo del Amazonas –que nunca antes se habían criado en cautividad en nuestro país-. También el Clamidosaurio de King y varias especies de peces. “Además nuestra pareja de cocodrilos del Nilo podría realizar una nueva puesta durante los próximos días”, asevera González. De ser así, sería la tercera vez en la historia del acuario en lograr que su pareja de reptiles, sin duda las estrellas de la instalación, se reproduzca desde que lo lograsen por primera vez en 2017. Algo que no ocurría en nuestro país desde hace tres décadas.

En sus propias palabras, este gran número de nacimientos es un dato muy importante pues indica que la mayoría de especies cuentan con los requisitos mínimos y las condiciones óptimas para reproducirse. “Está demostrado científicamente que una de las primeras actividades que desaparece de la conducta animal en momentos de mal estar o enfermedad es la reproducción”, indica el experto.

González asegura que los nacimientos no solo permiten avanzar en el conocimiento de las especies y mejorar los proyectos de conservación sino que contribuyen a dar vida a una de las facetas más importantes del Acuario de Zaragoza: la divulgativa. Una labor que se ha visto completamente paralizada por el coronavirus. “Tan solo entre los meses de abril y junio esperábamos la visita de más de 10.000 escolares. Es extraño llegar a primera hora al centro y ver que está todo vacío y en silencio”, reconoce González.

Crías de caballitos de mar.
Crías de caballitos de mar.
Heraldo

Este factor se une a otros dos, como la ausencia de ingresos desde el cierre del centro al público hace 40 días. “De la noche a la mañana hemos cerrado las puertas por una pandemia horrorosa que está causando decenas de miles de muertos en el planeta, pero los gastos a los que debemos hacer frente día a día son, si no los mismos, muy similares”, admite el director, que reconoce que están recibiendo el apoyo del Gobierno de Aragón.

El tercer aspecto de esta pandemia tiene que ver con la adaptación de su trabajo diario en tiempos de coronavirus con los diez trabajadores que han quedado fuera del ERTE. “Hemos tenido que crear dos grupos de trabajo estancos y completamente independientes para que en caso de contagio siempre haya alguien que pueda hacerse cargo de los animales”, explica el director. Así pues, como ha ocurrido en tantos y tantos sectores, las nuevas tecnologías se han convertido en fieles aliadas del equipo de biólogos del centro.

El zoólogo admite que hay días en los que “todo se hace más cuesta arriba” aunque asegura que no pierden la esperanza. “A los pocos días de que se declarase el estado de alarma comencé a esconder dibujos con el lema de ‘Todo irá bien’ por el acuario. Así cada vez que un trabajador dé con uno puntúa y cuando termine todo esto pensaremos en el premio”, explica González.

¿Puede contagiarte un animal?

La comunicación interna es tan importante como la externa ya que las más de 50 instituciones que existen en España vinculadas al cuidado y mantenimiento de animales siguen generando sinergias y colaboraciones para luchar contra esta situación. “Además tenemos comunicación constante con otras instituciones a nivel europeo e intercambiamos protocolos de desinfección y protección o noticias de interés como la reapertura de los primeros zoos en Alemania y su plan de adaptación”, afirma el director.

En esta misma línea, sobre la reciente noticia de varios ejemplares de tigre del Zoo del Bronx (Estados Unidos) que han dado positivo en coronavirus, el zoólogo recuerda que a día de hoy no existen evidencias científicas de la transmisión del virus de animales a personas. “Aún con todo, en el caso de los primates –en el acuario cuenta con varias especies de titís- que son más parecidos al ser humano, tan solo dos personas de nuestro equipo se hacen cargo de sus cuidados”, resume González.

-- 

Etiquetas
Comentarios