Despliega el menú
Zaragoza

seguridad vial

Interceptan en la A-2, en Cetina, a un camionero que quintuplicaba la tasa de alcohol

La Guardia Civil dio el alto al conductor, que arrojó una tasa de 0,81 mg/l, al verlo circular dando bandazos por la autovía en dirección a Zaragoza. 

El camión del infractor, parado por la Guardia Civil
El camión del infractor, parado por la Guardia Civil
Heraldo

La Guardia Civil detuvo el pasado miércoles a un camionero que circulaba con su vehículo dando bandazos por la autovía A-2. Los agentes lo interceptaron a la altura del kilómetro 202, en el término municipal de Cetina. Al practicarle la prueba de etilometría el chófer arrojó una tasa de 0,81 mg/l, superior al límite penal fijado en 0,60 para cualquier conductor y cinco veces más alto que el establecido para los profesionales, en 0,15 mg/l.

El infractor conducía desde Madrid a Zaragoza con mercancía. Los agentes del Destacamento de Tráfico de Calatayud lo denunciaron por un delito contra la seguridad vial y lo citaron para un juicio rápido.

El pasado 14 de abril otro camionero fue detenido en la carretera N-II, a la altura de Pina de Ebro, por conducir con una tasa de alcoholemia de 0,91. En este caso, el chófer perdió el control de su vehículo de grandes dimensiones y volcó. Los bomberos tuvieron que rescatarle del interior de la cabina y trasladarlo a un centro hospitalario. El propio camionero reconoció a los agentes de la Guardia Civil que había bebido alcohol.

Los conductores profesionales pueden ser sancionados con la retirada de seis puntos del carné y una multa de 1.000 euros si conducen con una tasa de alcohol superior a 0,30 mg/l. Si se supera los 0,60, es decir, el límite penal, la infracción es delito y puede ingresar en prisión por un periodo de entre tres y seis meses o bien ser condenado a trabajos para la comunidad. La pérdida del carné puede ser de entre uno y cuatro años.

Etiquetas
Comentarios