Despliega el menú
Zaragoza

coronavirus en aragón

El Ayuntamiento de Zaragoza apuesta por bicis y patinetes para suplir los límites de aforo del transporte público

PP-Cs elabora un plan de movilidad postcoronavirus, mientras la oposición cuestiona el apoyo del gobierno a estos medios. 

TRANSPORTE URBANO EN ZARAGOZA / CORONAVIRUS / 28/03/2020 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]]
Los autobuses y tranvías de la ciudad circulan semivacíos estos días de confinamiento por el Covid-19.
Oliver Duch

El Ayuntamiento de Zaragoza está dando forma a un nuevo plan de movilidad que se pondrá en marcha una vez haya finalizado el estado de alarma impuesto por el Gobierno central para frenar la epidemia del coronavirus. El documento marcará los pasos a seguir para que los ciudadanos puedan trasladarse por la ciudad de la forma más segura posible y evitar al máximo los contagios, según indicó este miércoles la concejal responsable del área, Natalia Chueca, que no obstante no concretó en qué consistirá el plan porque el resultado final dependerá de las directrices que marque el Ministerio de Sanidad.

Lo que sí pudo adelantar la edil durante la comisión de Movilidad y Servicios Públicos es que se optará por fomentar el uso de bicicletas y patinetes, tanto los privados como los de empresas de vehículos compartidos. Chueca explicó que si tras el estado de alarma se mantienen las restricciones de aforo en el transporte público, que reducen su capacidad máxima de usuarios a un tercio de lo habitual, habría que buscar un modo de proporcionar alternativas a los ciudadanos.

En este sentido, recordó que antes de esta extraordinaria situación se hacían en torno a 450.000 desplazamientos al día en el transporte público de Zaragoza –ahora los viajes han caído alrededor de un 90%– y con la limitación de aforo solo se podrían hacer 150.000. «Habrá que dar salida a 300.000 desplazamientos, algo menos por el fomento del teletrabajo, que no tendrán cabida en el transporte público», indicó. El plan también incluye la puesta en marcha de campañas de comunicación para la autoprotección de los usuarios o la adecuación de nuevas zonas de aparcamiento en la calzada, entre otras cuestiones.

Desde el PSOE, la concejal Ana Carmen Becerril también subrayó la necesidad de reestructurar el transporte público pues, según dijo, los aforos no serán los mismos «hasta que la sociedad recupere de nuevo la confianza». Sin embargo, ZEC y Podemos-Equo se mostraron escépticos con la intención del gobierno de apostar por estos medios de transporte, ya que en el presupuesto de 2020 la coalición PP-Cs rebajó un 76% la inversión en este apartado y descartó construir más carriles bici. 

«Se ha visto que en su modelo de movilidad la bici no es una prioridad», criticó el edil de ZEC Alberto Cubero. «Hay que evitar que el coche particular vuelva a ocupar el tiempo, el espacio y la contaminación», apuntó por parte de Podemos-Equo el portavoz de la formación, Fernando Rivarés, que asistió al debate telemáticamente.

Frente a las críticas, Chueca pidió «romper con en el estigma» de que el gobierno no es proclive a la bicicleta. «El nuevo plan tiene que apoyar a la bici y a los distintos modos de transporte, van a ser todos necesarios y hay que hacerlos convivir para que realmente la ciudad fluya», aseguró. 

>>> La información sobre el coronavirus, al minuto. 

Etiquetas
Comentarios