Despliega el menú
Zaragoza

coronavirus en aragón

Los barrios de Zaragoza afrontan la suspensión de sus fiestas populares por la pandemia al menos hasta junio

Casetas usará las redes sociales para honrar a la Virgen de la Rosa. El Arrabal plantea trasladarlas a septiembre y centrar su programación en el apoyo al comercio

Fiestas de Casetas
Fiestas de Casetas
Guillermo Mestre

Era un secreto a voces, pero con el paso de los días se va haciendo más oficial. Las asociaciones vecinales y comisiones de festejos de los distintos distritos y barrios rurales de Zaragoza están anunciando poco a poco la suspensión de sus fiestas patronales o actividades culturales más inminentes. Al menos siete ya se han pronunciado: Casetas, San Gregorio, Arrabal, Valdespartera, La Almozara, San Juan de Mozarrifar y Casablanca. Un reguero de cancelaciones provocado –como casi todo lo que sucede hoy en día– por la epidemia de coronavirus que azota el país y el estado de alarma decretado por el Gobierno central para luchar contra su expansión.

Las fiestas en honor a la Virgen de la Rosa habrían dado desde Casetas el pistoletazo de salida al calendario de celebraciones, concentrado sobre todo entre mayo y septiembre. Del 30 de abril al 4 de mayo, los alrededor de 7.500 vecinos del barrio rural más grande de la capital aragonesa tenían previsto un amplio programa de actividades que en esta ocasión no van a poder llevar a cabo. Al menos, no de la manera habitual.

"Hemos creado las fiestas 2.0.", cuenta el alcalde, Jorge Eseverri. A través de las redes sociales, se podrá contemplar las vaquillas de años anteriores en Youtube, asistir a conciertos en directo con Facebook y hasta participar en concursos telemáticos de tapas. No obstante, por ahora Eseverri no puede confirmar si los festejos se disfrutarán más adelante sin la mediación de una pantalla. "Lo que más nos duele es la fiesta de los quintos, es algo que los jóvenes viven con mucha ilusión –asegura–. Iba a celebrarse este sábado y será nuestra prioridad".

Tras Casetas, el barrio del Arrabal iba a vivir sus días grandes del 8 al 17 de mayo, las fiestas en honor a San Gregorio. No obstante, la Asociación de Vecinos Tío Jorge, tras comprobar que para entonces la situación todavía estará muy lejos de ser normal, ha decidido aplazarlas, según cómo evolucione al crisis sanitaria. "Ahora ya tenemos la certeza de que las medidas para la vuelta van a ser escalonadas y de que las grandes concentraciones van a tardar en permitirse", explica Rafael Tejedor, presidente del colectivo organizador.

Desde la entidad aseguran que la decisión de suspender las fiestas ha sido "muy meditada"y que intentarán celebrarlas del 20 al 28 de septiembre. De ser así, coincidirían con las Fiestas del Comercio, que se hacen en el Arrabal unos días antes de las del Pilar, y la intención sería "centrar su programación en un claro apoyo al comercio de proximidad y a los autónomos". Según los cálculos de la asociación, la cancelación de las actividades va a suponer la pérdida de unos 80 puestos de trabajo entre artistas, técnicos, personal de refuerzo en hostelería o feriantes.

Estos no han sido los únicos barrios que han anunciado la suspensión de sus festejos populares. Hace tan solo unos días Valdespartera también comunicó que, debido a la crisis del coronavirus, suspendía las fiestas que iban a celebrarse los días 4, 5, 6 y 7 de junio, y ayer mismo hizo lo propio La Almozara. "Muy a nuestro pesar, la comisión ha aprobado por unanimidad la suspensión de las fiestas, lo primero es la salud", indicó en este sentido Ana Pérez, miembro de la organización.

En el Actur, sin embargo, ya se había decidido no llevar a cabo las fiestas por motivos distintos a la epidemia. Por el contrario, en otras zonas como Parque Goya siguen trabajando y confían en que la situación mejore de aquí a mayo y puedan celebrarse.

>>> La información sobre el coronavirus, al minuto. 

Etiquetas
Comentarios