Despliega el menú
Zaragoza

sucesos

La Policía Local efectúa dos disparos intimidatorios ante un vecino del Actur que les apuntó con un arma

El hombre iba caminando por el parque de los Poetas y echó mano al arma cuando dos agentes lo abordaron para preguntarle dónde se dirigía.Tras detenerlo, comprobaron que la pistola era simulada. 

Los hechos se han producido en la avenida del Valle de Broto de Zaragoza.
Los hechos se han producido en la avenida del Valle de Broto de Zaragoza.
José Miguel Marco

La Policía Local de Zaragoza ha detenido este miércoles a un vecino del Actur, de 49 años, que salió de su casa con un arma simulada. El hombre, identificado como J. A. P. L., llegó a apuntar con la pistola a los agentes que se dirigieron a él para preguntarle dónde se dirigía, dentro de las funciones de control de cumplimiento del estado de alarma. Los funcionarios, que en ese momento no sabían que no era de fuego real,  le instaron a que guardara el arma y llegaron a efectuar dos disparos a una zona de tierra para conminarle a que depusiera su actitud. En el momento en que desistió, fue reducido y detenido. 

Según han explicado fuentes del 092, los hechos se han producido en torno a las 11.15 en el parque de los Poetas, junto a la calle de Valle de Broto. Los agentes  se le aproximaron para verificar si podía estar en la calle o no y, al acercarse, observaron cómo se desabrochaba la cazadora y se llevaba la mano a la zona lumbar, en una actitud sospechosa. 

Los dos policías le pidieron varias veces que levantase las manos pero él hizo caso omiso. Tras varios requerimientos y mientras pedían el apoyo de otras patrullas del 092, uno de los funcionarios se percató de que lo que ocultaba parecía ser una pistola de color negro. Acto seguido, J. A. P. L. sacó el arma y apuntó a uno de los funcionarios, momento en que otro efectuó dos disparos a una zona de tierra próxima al hombre armado, con la intención de que depusiese su actitud y también para evitar que los proyectiles pudieran causar daños. 

La reacción del vecino fue decirle: "Me da igual lo que me digas, mi vida no me importa nada".  A pesar de ello, se volvió a guardar la pistola en la parte de atrás de la cintura, momento en que los agentes lo redujeron, sin que nadie sufriera daños. Después, se percataron de que el arma era simulada. 

El detenido ha sido puesto a disposición de la Policía Nacional para que investigue los hechos, entre otros la procedencia del arma y las circunstancias de esta persona. 

Etiquetas
Comentarios