Despliega el menú
Zaragoza
Suscríbete

sucesos

Se atrinchera en un piso tras agredir a su pareja y echarla con sus hijos a la calle de madrugada

El hombre permaneció casi dos horas encerrado en la vivienda, a la que la Policía tuvo que acceder por una ventana de la fachada usando una escala de los bomberos. 

Los Policías tuvieron acceder a la vivienda usando una escala de los bomberos.
Los Policías tuvieron acceder a la vivienda usando una escala de los bomberos.
M. A. C.

La Policía ha detenido a un hombre de 42 años por atrincherarse en la vivienda de su pareja durante más de dos horas tras agredir a la mujer y echarla con sus hijos a la calle en plena madrugada. Los hechos se han registrado pasada la medianoche en el número 10 de la calle de Toledo, en Las Delicias, donde W. F. G. Y. se ha presentado borracho y ha empezado a montar bronca. Sin embargo, la Policía ha necesitado más de dos horas y la ayuda de una escala de los bomberos para acceder por la ventana y detener al agresor.

“O abres la puerta o la echamos abajo”, se escuchaba decir a los agentes mientras golpeaban con fuerza la madera. El ruido y la llegada de coches patrulla ha despertado a los vecinos de esta calle próxima a la avenida de Valencia, que asomados a sus ventanas y balcones trataban de discernir qué estaba ocurriendo. El trajín de policías entrando y saliendo del edificio era constante. De hecho, en varias ocasiones, uno de ellos se ha plantado frente a la fachada y a voz en grito ha pedido al atrincherado que se entregara. “Te he visto moverte, sé que estás ahí”, le decía.

Un hombre ha sido detenido en la madrugada de este jueves en un piso del número 10 de la calle de Toledo de Zaragoza tras agredir a su pareja, echarla a la calle con sus hijos y atrincherarse en la vivienda.
Atricherado en Las Delicias

Pero pasaba el tiempo y el hombre seguía encerrado, por lo que el 091 ha decidido movilizar a los bomberos para intentar acceder al piso -un primero con entresuelo- por el exterior. Dada la agresividad de esta persona, además de varios funcionarios del cuerpo de extinción de incendios, en la cesta de la escalera se han subido dos policías, provistos incluso de un escudo.

Finalmente, en torno a las dos de la madrugada, la Policía ha logrado acceder al inmueble y arrestar al individuo, de origen ecuatoriano pero con nacionalidad española. Según ha explicado la Jefatura Superior de Aragón, este hombre carece de antecedentes penales ni figuraba en el archivo de maltratadores. En cualquier caso, una vez en comisaría, se le han abierto diligencias como presunto autor de un delito de violencia de género.

A la calle en pijama

Tras amenazarla y agredirla, W. F. G. Y. echó de casa tanto a su pareja como a los dos hijos de esta, un joven de 21 años y una menor, de 16. Dada la hora, alguno de ellos iba incluso en pijama, pero un vecino les dio refugio en su casa y llamó a la Policía. La víctima, que tiene 48 años, fue trasladada al Hospital Provincial de Zaragoza para ser examinada, ya que presentaba varios golpes en el cuerpo y le dolía bastante un brazo. Según las primeras pesquisas, parece que la hija se interpuso entre su madre y el hombre para que dejara de pegarle, por lo que también resultó lesionada y también fue asistida en urgencias.

Según fuentes policiales, el detenido permanecía este jueves por la mañana en los calabozos de la comisaría a la espera de ser puesto a disposición del juzgado de guardia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión