Despliega el menú
Zaragoza

coronavirus en aragón

Las pequeñas tiendas de alimentación de Zaragoza se lanzan a la distribución ‘online’ para capear la crisis

El confinamiento por el coronavirus multiplica los pedidos de las plataformas de reparto a domicilio. 

AUMENTO DEL REPARTO DE PEDIDOS A DOMICILIO / FRUTERIA MAICAR EN LA CALLE GASCON DE GOTOR 12 ( ZARAGOZA ) / CORONAVIRUS / 23/03/2020 / FOTO : OLIVER DUCH [[[FOTOGRAFOS]]] [[[HA ARCHIVO]]]
Reparto a domicilio en la frutería Maicar, en la calle de Gascón de Gotor.
Oliver Duch

El pequeño comercio de Zaragoza se pasa al mundo digital. Con la llegada de la crisis del coronavirus y la declaración del estado de alarma buena parte de las tiendas de la capital aragonesa han sufrido un importante desplome en el número de clientes y en sus beneficios. Las que no forman parte de los servicios esenciales y no pueden continuar abiertas han visto reducidos sus ingresos a cero, pero el confinamiento y las restricciones en la movilidad también han provocado que los comercios de alimentación disminuyan sus ventas. Por ello, han surgido varias iniciativas que tratan de poner en contacto de forma telemática a los comercios con sus compradores habituales y son cada vez más los que apuestan por ofrecer este servicio.

Según indica el presidente de la Federación de Empresarios del Comercio y Servicios de Zaragoza (ECOS), José Antonio Pueyo, se ha observado un incremento de las ventas 'online' que "también puede beneficiar al comercio de proximidad". Además, la asociación ha recibido "ofertas altruistas de desarrolladores web y expertos en redes sociales" para facilitar que todo el que quiera pueda llevar su negocio a internet.

En este sentido, hace una semana nació una plataforma, creada por la empresa De Ramos & Serch, que sirve de directorio de los pequeños comercios de alimentación de la ciudad. Según cuenta Ivan de Ramos, su impulsor, la iniciativa surgió porque el servicio de reparto de las cadenas de supermercados se saturó durante los primeros días de la epidemia. "Pregunté por Whatsapp a amigos y familiares si conocían tiendas locales que sirvieran a domicilio", resume. En poco tiempo creó un listado con unos 30 establecimientos que finalmente optó por compartir a través de la pagina 'merkadoor.es'. "Me fue muy útil, por lo que decidí ayudar a los pequeños comercios locales a seguir subsistiendo", cuenta.

Ahora, el portal web aglutina 158 comercios diferentes con sus datos de contacto que van desde carnicerías o fruterías hasta tiendas de alimentación para mascotas, cervezas artesanas, productos veganos o herboristerías. La plataforma ha recibido más de 140.000 visitas y se han hecho unos 50.000 ‘clicks’ en los enlaces de contacto.

Los detallistas de los mercados de la ciudad también están empezando a usar sus propias plataformas para vender sus productos 'online'. Este lunes se puso en marcha en el Mercado Central con once puestos un servicio que ya se prestaba en el de Valdespartera. En ambos casos los pedidos se gestionan a través de Mizesta, el área de mercado de alimentación 'online' de Zerca!, una plataforma con el desarrollo tecnológico de Hiberus. "Queremos contribuir a suavizar el impacto negativo de la crisis sanitaria en los comercios de proximidad", apuntan desde Zerca!. 

"Nos ha sorprendido la buena aceptación y esperamos que poco a poco se puedan sumar todos los compañeros", dice José Carlos Gran, presidente de los detallistas, sobre el estreno del servicio en la centenaria lonja, que el primer día recibió 250 pedidos. Estas cifras demuestran, según explica la concejal de Economía del gobierno PP-Cs, Carmen Herrarte, que la digitalización es "una necesidad claramente demandada". "Es imprescindible para la supervivencia del pequeño comercio", afirma.

Asimismo, otras plataformas más veteranas han visto crecer sus ventas durante el confinamiento. Es el caso de 'frescoszaragoza.com', que se puso en marcha hace casi dos años de la mano de la Federación de Galerías de Alimentación y Mercados de Zaragoza, Zamas. Así, según cuenta Pilar García, presidenta de la asociación y comerciante en el Mercado de Ciudad Jardín, ahora reciben 10 pedidos cada día cuando antes de la crisis sanitaria solo se hacían unos dos a la semana. "Mi puesto es de menuceles (callos, cabezas...) y antes no vendía nada ‘online’, este mes sí", explica.

Por su parte, los vendedores de la Muestra Agroecológica, que tienen prohibido abrir como el resto de mercados ambulantes, han optado por facilitar sus contactos a través de las redes sociales. Por ejemplo, la panadería Ecomonegros, en La Magdalena, activó el reparto a domicilio el 17 de marzo, después de que el Gobierno de España decretara el estado de alarma. Su propietaria, Laura Marcén, asegura no dar abasto con los pedidos, que vienen sobre todo de clientes habituales que no pueden acudir a la tienda por vivir lejos. "No habíamos vendido nunca tanta harina –afirma–. Gracias al reparto a domicilio la caída en la facturación no será tan grande".

>>> La información sobre el coronavirus, al minuto. 

Etiquetas
Comentarios