Despliega el menú
Zaragoza

La archidiócesis de Zaragoza comienza este domingo a celebrar la Semana Santa con cambios por la crisis del coronavirus

Según la recomendación de la Santa Sede estas celebraciones, podrán seguirse en directo -y no en diferido- a través del enlace 'www.24horasconlavirgendelpilar.es'.

Cámara en el camarín de la Virgen del Pilar.
Cámara en el camarín de la Virgen del Pilar.
Heraldo.es

La archidiócesis de Zaragoza comenzará, a partir de este domingo, 5 de abril, a celebrar la Semana Santa con las modificaciones dictadas por la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos -la institución de la Santa Sede para la regulación de la liturgia- para los países que sufren la extensión de la Covid-19.

El arzobispo monseñor Vicente Jiménez dará comienzo el Domingo de Ramos a las celebraciones litúrgicas de la Semana Santa, que se celebrarán sin asistencia de pueblo. Tan solo contarán con cuatro canónigos: dos como concelebrantes y dos como maestros de ceremonias, así como con la presencia del maestro de capilla.

Así, según la recomendación de la Santa Sede estas celebraciones, podrán seguirse en directo -y no en diferido- a través del enlace www.24horasconlavirgendelpilar.es.

En concreto, el Domingo de Ramos, la Misa de la Pasión del Señor comenzará a las 12.00 en el centro de la Santa Capilla. Allí el arzobispo bendecirá los dos pequeños ramos de olivo que portarán los dos canónigos concelebrantes y la Pasión será proclamada en forma de diálogo por los tres concelebrantes, haciendo el arzobispo las veces de Cristo.

El Jueves Santo se celebrará la Misa Crismal a las 11.00, en la que se bendecirán los óleos de catecúmenos y de enfermos y se consagrará el crisma, pero se suspenderá la renovación de las promesas sacerdotales.

Además, los sacerdotes no podrán recoger los santos óleos hasta que se levante el confinamiento. En caso de necesidad, podrán utilizar los del año anterior. En la Misa de la Cena del Señor, que se celebra el mismo día a las 18.00, se omitirá el lavatorio de los pies y la procesión al monumento.

Viernes Santo y Domingo de Resurrección

El Viernes Santo tendrá lugar la oración universal de la Celebración de la Pasión del Señor a las 17.00, a la que se añade la siguiente petición: "Oremos también por todos los que sufren las consecuencias de la pandemia actual: para que Dios Padre conceda la salud a los enfermos, fortaleza al personal sanitario, consuelo a las familias y la salvación a todas las víctimas que han muerto".

Por otro lado, en la Vigilia Pascual en la Noche Santa que tendrá lugar a las 22.00 del Sábado Santo se suprimirá la bendición del fuego del agua y el cirio pascual será encendido sin la solemnidad acostumbrada. En esta celebración participa habitualmente una amplia representación de cofrades que, lamentablemente, este año no podrá asistir.

Por último, el Domingo de Resurrección, la Misa de Pascua se celebrará como de costumbre a las 12.00 pero sin asistencia de pueblo.

La archidiócesis de Zaragoza ha señalado que a todos estos cambios se añade la singularidad histórica de celebrar los actos de la Semana Santa en la Santa Capilla del Pilar ya que no consta que haya sucedió en otra ocasión.

Regístrate en la newsletter de HERALDO y tendrás cada día toda la información sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios